En buen sentido: Todos a votar

En buen sentido: Todos a votar

Antonio Corcino | [email protected]

Para el pueblo dominicano febrero es glorioso, fue el mes que nació la Patria, por tanto es en este año cuando todos debemos votar, el día 16 son las elecciones municipales, lo que significa el fin y comienzo de un nuevo amanecer.

La Constitución y las leyes legitiman el derecho a votar, las que instruyen a la Junta Central Electoral (JCE) a organizar y dirigir las elecciones, la que garantiza ese ejercicio a la ciudadanía de manera eficiente, creíble, objetiva, transparente y equitativa. En las manos de los votantes está castigar en las urnas a los funcionarios de los gobiernos municipales y distritales que no les llenaron sus expectativas, y premiar con sus votos a los candidatos de los partidos políticos que durante sus campañas mostraron sus propuestas que justifican el cambio de forma de manejo de los bienes públicos.

Cuando sean las siete de la mañana del 16 de febrero según la Junta 7 millones 487 mil 040 inscritos tendremos el derecho a votar en las elecciones municipales en 4,625 recintos con 16,499 colegios electorales de 32 provincias, 158 municipios y 235 distritos municipales para elegir de 3,849 plazas, las alcaldías de 158 municipios, con sus vice alcaldías de un total de 316 puestos. También se escogerán 2,328 cargos a regidores y sus suplentes, con un promedio de 1,164 posiciones, los cuales antes de este crucial momento, se disputaron utilizando diferentes recursos y formas para agenciarse ese favor.

En cambio, será ese día cuando 23 mil 168 electores habilitados acudiremos a votar por un director y la vice-directora, y cinco vocales dentro de los aspirantes de los diferentes partidos políticos en 43 colegios distribuidos en 7 recitos en Verón-Punta Cana. Con pasión por el cambio, todos a sufragar por nuevas autoridades, darle un voto de confianza y sancionar a las actuales autoridades por su mal gobierno. En fin, la Junta tiene el compromiso de crear un ambiente de pleno ejercicio democrático y nosotros aprovechar el derecho de votar en forma ordena y pacífica, pero sobre todo, con entusiasmos.

De modo que todos a votar, pues mediante este deber y derecho garantizamos un cambio de rumbo, un compromiso para que las actuales electas conduzcan este distrito municipal por un nuevo camino, y de rencausarlo por las verdaderas razones que motivaron su fundación e inspiración, siendo el mes de febrero de heroica circunstancia para la dominicanidad, también es la fecha para reformar este espacio territorial mediante el sufragio.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM