En buen sentido: Proyección de confianza para un turismo seguro

En buen sentido: Proyección de confianza para un turismo seguro

Antonio Corcino | [email protected]

El valor de la confianza es un atributo que garantiza la relación y fortalece los vínculos en cualquier actividad humana, y en el turismo representa un ingrediente que afianza su dinámica.

Como forma de garantizar que los destinos y sus servicios turísticos sean accesibles para todos, hay que fortalecer la confianza y la seguridad. Inspirar confianza es un elemento psicológico que debe ser establecido en la relación con los clientes, proveedores y prestadores de servicios, que por su naturaleza hay que asegurar. La confianza es un acto de seguridad, y de conducta futura que une con los demás, factores a proyectar, que seamos percibidos como fiables para la familia, las personas, la tierra, países e instituciones. Pues al contratar o reservar servicios intangibles como los turísticos se espera que sean ofrecidos de manera segura, que despejen cualquier viso de incertidumbre, fraude, timo o aprovecharse de la motivación e interés de conocerlos mediante sus consumos.

Así como la sinceridad y la credibilidad son comportamientos que incrementan la confianza, generarla es una ventaja en este tiempo, por ser medible y evaluada a través de herramientas digitales y tecnológicas a partir de las experiencias de otras personas después de visitar o participar de un servicio turístico, información a promover o asegurar, en función de las expectativas de acciones-respuestas o reservaciones-resultados esperados, en cuanto a calidad y satisfacción de la demanda al regresar a sus países felices y contentos. Igualmente que perderla y posteriormente recuperarla significa un costo, expresado en tiempo y precio que regularmente no se tienen, tener que pagar para restablecer la perdida, de modo que, la confianza es un bien, hecha información que no debe faltar a la hora de decidir viajar. Manejarse con claridad y seguridad en nuestros actos consolida las relaciones en un marco confiable.

Hoy más que nunca el producto turístico dominicano, la oferta turística de Verón-Punta Cana tiene que verse segura, resaltado su credibilidad en los mercados emisivos, sus inversores nacionales e internacionales que lo sustentan y la que saborean son los que deben promover sus ventajas, como líder en el Caribe como destino, de promoverlo como confiable, como una nueva moneda vigorosa para el turismo y de restablecer la imagen país, no solo asegurarlo sino que es parte de la marca país. En fin hay que aprovechar y proyectar este valor agregado al mundo turístico, como un país estable.

Entonces, la confianza es la principal cualidad turística que debemos potencializar y el seguro lazo que nos reafirmaría como destino.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM