En Buen Sentido: El envejeciente

Punta Cana. En general, la vejez es percibida como carga, es discriminada, maltratada y se le violan sus derechos, un reflejo de la pobreza. Le corresponde al Estado, impulsar políticas públicas para su bienestar. La tercera edad o adulto mayores, por su dignidad y por representar 12.3% de la población mundial mayores de 60 años, la Asamblea General de las Naciones Unidas mediante resolución le reconoce con un día internacional.

Por la pandemia, se promueve ver la forma cómo es tratada, por su vulnerabilidad es la más afectada. Pero la nueva dirección del Consejo Nacional de la Persona Envejecientes (Conape), el doctor José García Ramírez al asumir las funciones que emanan de la Constitución y la Ley 352-98, marcan sus obligaciones, se comprometió a mejorar el nivel de vida del 9.5% de dominicanos mayores de 60 años. Ahora, este organismo estatal deberá promover sus derechos; racionalizar y trasparentar los recursos públicos que recibe de la nación para aumentar las condiciones de vida de esta progresiva población.

Los niveles alcanzados hoy le dan la oportunidad de mejor calidad y esperanza de vida, igual mayor demanda de cuidado y protección como segmento poblacional mundial y mediante el compromiso de las naciones a afianzar su salud, seguridad social, evitar su discriminación y m altrato. Sin embargo, s u efectividad radica en las estrategias implementada para superar sus padecimientos.

La dirección del Conape deberá fortalecer los lazos con esta población, de aproximadamente 1,058,000 mayores de 65 años que existen en el país, según la ONE, generar conciencia desde la perspectiva de que sean tratados con deferencia apropiada y aminorar los estereotipos del envejeciente, fomentando actitud social comprensiva. Este equipo auspiciará ambientes adecuados al envejeciente, como coordinar con otras instituciones públicas y privadas cambiar la percepción social de la vejez, certificar que goce de mejor nivel de vida, destinar mayor recurso para los más pobres y que tengan acceso a derechos; solidaridad y consideración de sus familiares.

Las estadísticas de la ONE, estiman que por cada 100 menores de 15 años 14.8 son envejecientes mayores de 65 años en Verón-Punta Cana. En tanto las políticas públicas estimuladas por el Gobierno son para cubrir la población nacional, pero generalmente se desarrollan en los centros urbanos, casi olvidando a la persona de la tercera edad de los distritos municipales.

La igualdad y la proporcionalidad constituyen temas a tratar por el Conape, revisar la equidad, la forma como son distribuidos los recursos, pues por justicia deben contemplar a todos. También nuestros adultos mayores se sienten humillados y excluidos y urge ser socorridos.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM