Cruce de Verón, uno de los puntos más caóticos en el Distrito Municipal.
Cruce de Verón, uno de los puntos más caóticos en el Distrito Municipal.

El pago por uso de suelo y el Confotur

Artice

Por Jesús Almánzar /Especial para BávaroNews

Punta Cana. La multiplicidad de problemas económicos que presentan las finanzas de los Ayuntamientos y Distritos Municipales, acarreada por la dilapidación de sus recursos, la mala administración y por la dilación en la entrega de los recursos asignados a los mismos por ley, han provocado desde hace ya unos años, que los ayuntamientos o juntas de distritos municipales, que se encuentran en los principales destinos turísticos del país, fijen su vista hacia los proyectos turísticos de sus localidades y han desatado una cacería para tratar de obtener los recursos económicos que no pueden conseguir por otras vías.

A estos fines, esos ayuntamientos y juntas de distritos municipales, en una evidente manipulación de la Ley de Municipios No. 176-07, y en lo que parece ser un plan preconcebido a escala nacional, no cesan de extorsionar, pretendiendo cobrar impuestos y tasas no aplicables a los proyectos turísticos inmobiliarios amparados bajo la Ley de exencion No.158-01, que crea el Confotur, modificada por la Ley 195-13, la que precisamente en su primer considerando establece como primer objetivo para su aprobación el fomento a la inversión local y extranjera en la creación de nuevas empresas y de generación de empleos.

El artíulo No. 4 de esta ley prevé la exoneración de un 100% del pago de los impuestos, incluyendo en su acápite b) “……los impuestos nacionales y municipales que son cobrados por utilizar y emitir los permisos de construcción, incluyendo los actos de compra del terreno, siempre y cuando éste sea utilizado para uno de los usos descritos en el artículo 3 de la presente ley;”.

Asimismo, el artículo 5 de la Ley 158-01, señala que: “Queda prohibido el establecimiento de nuevas cargas impositivas, arbitrios, tasas, etc., durante el período de exención fiscal.”

LEY 176-07

De su lado, la Ley de Municipios No. 176-07 del Distrito Nacional y los Municipios, del 17 de julio del 2007, en su artículo No.16, prescribe que: “Las licencias o autorizaciones otorgadas por otros organismos públicos no eximen a sus titulares de obtener las correspondientes licencias municipales, respetándose en todo caso lo dispuesto en las leyes sectoriales.”

Si revisamos detenidamente la Ley 176-07, veremos que ningún artículo de la misma faculta a los ayuntamientos a cobrar la Licencia de Uso de Suelo a los proyectos amparados en la Ley sectorial No.158-01 de Confotur, lo que constituye no solo un desconocimiento sino una violación flagrante a dicha Ley y un atentado a la seguridad jurídica.

Peor aún, de aceptarse que los proyectos turísticos aprobados por el Confotur tengan que pagar por una licencia de uso de suelo, nos encontraríamos en presencia de una doble tributación la cual está prohibida, ya que como requisito para ser acogido en este régimen de incentivos, el decreto presidencial No.v 559-06, exige la obtención por parte de los proyectos turísticos de un Certificado de Uso de Suelo a ser expedido por el Departamento de Planeación y Proyectos del Ministerio de Turismo (DPP-MITUR), para lo cual se deberá pagar una tarifa correspondiente a RD$1,250.00 por cada habitación (cada habitación equivale a 60 ms2 de construcción).

Jesús Almánzar es abogado, socio fundador de DRR & Almánzar, una firma especializada en Legislación Turística y en adición es asesor legal en la Junta de Directores de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (Asonahores).

En ese sentido, tuvo a bien de pronunciarse la Suprema Corte de Justicia por sentencia dictada el 8 de julio del año 2009, la cual considero como contrario a la racionalidad y a la seguridad jurídica, el hecho de que un ayuntamiento pretendiera establecer una tasa a empresas que por ley pagan un impuesto nacional.

El tribunal supremo determinó que ello implicaba doble tributación por lo que declaró contrario a la Constitución la aprobación de esa tasa municipal. (Eric Raful Perez, pag.394, Constitucion Comentada, Finjus, 2011).

No obstante esta decisión, los ayuntamientos municipales, pero sobre todo las juntas de distritos municipales de nuestros principales destinos turísticos, hacen caso omiso de la misma, desacatando no Cruce de Verón.

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews