Polideportivo Sabana de la Mar

El deporte en Sabana de la Mar ha quedado en el olvido de las autoridades locales

SABANA DE LA MAR. Infraestructuras en malas condiciones, carencias de otras y escasez de utilería deportiva son varias de las necesidades que afectan a los residentes de este municipio. Sus residentes detallaron que les han hecho un llamado en varias ocasiones a las autoridades pertinentes, ya que hubo veces que realizaron torneos y otras actividades deportivas y no han contado con ningún apoyo.

“El baloncesto aquí está en el suelo, no le dan una ayuda a uno, ni una funda de cemento para arreglar la cancha, aquí no hacen nada, hay una cancha abandonada que no sirve y en el polideportivo las luces no sirven”, expresó Teudys de León, uno de los deportistas de la zona. Asimismo, señaló que han recurrido a algunos servidores del Estado para que los auxilie, pero no han recibido ninguna respuesta.

“Hemos hecho muchas gestiones para que nos la arreglen y no ha pasado nada. Así también con los torneos, solo hacen uno en las vacaciones, donde ofrecen dinero como premio y al final no lo dan”, dijo De León.

Teudys de León, deportista de este municipio.

También comunicó, “tenemos que pedir en la calle para comprar nuestros uniformes y algunas personas nos donan latas de pinturas para pintar la cancha y así”. Y es que el polideportivo, que es parte de la infraestructura deportiva de esta zona, luce abandonado, con el techo oxidado, los aros en mal estado y la pintura desgastada.

Por otro lado José Luis Trinidad, entrenador de béisbol, indicó que esta disciplina cuenta con muchas precariedades en este municipio, ya que no recibe soporte por parte de la jurisdicción local de deporte.

“Hemos tenido muchas necesidades y no recibimos ningún tipo de aporte de la Alcaldía, Ministerio de Deportes y otras correspondientes, y nosotros batallamos a base de nuestros propios brazos”, aseguró Trinidad.

De igual forma, resaltó que carecen de pelotas, bates, clavos y otra utilería, ya que esta liga tiene alrededor de 160 niños de escasos recursos. “Aquí vienen niños a practicar hasta sin desayunar, damos gracias que ahora con la escuela que les da comida, pueden recibir algo, pero tenemos que hacer rejuego para poder ayudar a esos infantes”, concluyó.

Síguenos en Instagram