El acoso callejero comienza a ser tema de preocupación en la sociedad dominicana

Verón-Punta Cana. “Sácale cédula que ya es mayor de edad”; “¿Y to´ eso es tuyo?”; “si como caminas cocinas, guárdame un chin de concón”; “Diablo mami, tu si tá buena”. Estas son apenas algunas de las frases disfrazadas de piropos cuya supuesta intención es halagar, pero que realmente lastiman la dignidad de muchas mujeres dominicanas.

El acoso callejero es un tipo de violencia particular, tanto física como verbal, ya que por lo general no implica una relación entre la víctima y su agresor.

Este consiste en comentarios indeseados, silbidos y otras acciones similares hacia personas desde extraños y en espacios públicos. Sin embargo, continúa viéndose como algo normal, hasta el punto de que muchas veces no lo llaman acoso sino piropos.

Lo cierto es que este tipo de acoso es otra forma de violencia de género: quien acosa, el hombre, se cree con el derecho de decirle a la acosada, la mujer, lo que piensa de ella, de su físico generalmente, o hacerle insinuaciones sexuales, incomodándola y generándola un malestar.

De su lado, la Alcaldía del Distrito Nacional y otras entidades hicieron un llamado de atención a la sociedad dominicana contra el acoso a las mujeres en los espacios públicos, a propósito de la celebración de la “Semana Mundial contra el Acoso Callejero”.

Como parte de las acciones a favor de esta causa el Concejo de Regidores de la Alcaldía del Distrito, aprobó el 25 de noviembre pasado la resolución No. 45- 2018 que declara como prioridad municipal la atención, prevención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres y las niñas en las calles y espacios públicos, reconociendo el acoso callejero como un tipo de violencia.

La resolución también ordenó la realización de campañas de prevención y educación que busquen sensibilizar a la población sobre el acoso callejero y cualquier manifestación ofensiva. La semana contra el acoso se desarrolló del 7 y al 13 de abril, con las entidades unidas bajo el lema “Por una ciudad sin acoso”.

Se realizaron varias actividades para concientizar, además de propagandas respecto al tema en las redes sociales. Es importante resaltar que en muchas ocasiones mujeres dejan de caminar por donde acostumbran a hacerlo, para evitar escuchar esas palabras fuera de lugar dirigidas hacia ellas, las cuales son emitidas por algunos hombres.

Síguenos en Instagram