El 70% de los seibanos cree planta de tratamiento es la obra más necesaria

El Seibo. – Ante la cercanía de un proceso electoral, que definirá quiénes serán las próximas autoridades municipales y gubernamentales, los pobladores de esta provincia albergan la esperanza de ver atendidos sus viejos reclamos.

Y es que desde hace tiempo esta provincia demanda una variada cantidad de obras que van desde la terminación del hospital provincial Dr. Teófilo Hernández, el arreglo de los caminos vecinales y un centro de estudios superior hasta un cementerio. Los comunitarios han hecho paros de 72 horas, entregado cartas al Gobierno, réplicas en medios nacionales, caminatas y encendido de velas.

Camino vecinal comunidad seibana.

Partiendo de estas reivindicaciones, reporteros de este medio encuestaron a ciudadanos de distintos sectores, sobre cuál es la obra que consideran de mayor necesidad para la provincia. Los datos arrojaron que el 70% de los encuestados afirmó que una planta de tratamiento de aguas residuales es de extrema necesidad para los munícipes.

La segunda obra de mayor importancia fue el hospital Teófilo Hernández, con un 15%.

Mientras un 10% cree que el arreglo de los caminos vecinales son de suma importancia para la dinamización de la agricultura, el 5% restante aseguró que el traslado de la cárcel pública a las afueras del pueblo, por la peligrosidad que presenta para los sectores aledaños y la sobrepoblación de la misma.

¿Por qué una planta de tratamiento de aguas residuales?

Reconocer las problemáticas que afectan a los moradores de aquí, es tarea fácil, sin embargo, a la mayoría de los encuestados se les hizo difícil elegir una sola opción pues, son tantas las carencias de una de las cinco provincias más pobres del país y tantos los años sin ver materializadas ninguna de ellas.

María Altagracia Severino, una de las encuestadas, sostuvo que todas las obras que pide El Seibo son importantes, pero el hecho de que se construya una planta de tratamiento es prevenir enfermedades., fundamentalmente en los niños. “En varias calles corre agua de los contenes, esa agua es de los sépticos de las viviendas y sale directamente. Es importante que se haga, los niños corren riesgos de contaminarse con esa agua. La terminación del hospital no sería tan necesaria, porque habría menos enfermos. Esta es prioridad, el pueblo necesita más salubridad, un ambiente sano, con menos contaminación”, dijo Severino.

Tubo que desprende aguas negras.

La mayoría cree que la terminación del hospital es de suma importancia, pero entiende que evitando las enfermedades que se producen por la falta de una planta de tratamiento, se controlan muchos padecimientos. De modo que una conduce a la otra.

“La realidad es que no nos enfermaríamos tanto. Hay demasiada contaminación en nuestro río y de ahí es que se toma el agua que nos llega a la casa para el consumo. Al no haber una planta de tratamiento todo desemboca en el río”, opina Juana Hernández, quien al ser consultada alegó que todas las obras tienen un carácter de emergencia, pero esta no se puede seguir postergando.

Por su lado, Federico Reyes, otro de los consultados, afirmó que es una situación de salud que compete a las autoridades hacerse cargo, porque “aunque en la mayoría de los hogares se usa agua de botellón, la del río se usa para hacer los quehaceres de la casa, cocinar y bañarse”, por ende se trata de algo tan básico como la salud de los habitantes.

Demandas sin respuestas

El Movimiento Unidos por una Mejor Provincia de El Seibo, ha categorizado las necesidades de la población seibana en cuatro grandes obras: un hospital provincial con estándares que garantice la asistencia y servicios médicos de la población urbana, rural y el municipio de Miches; la planta de tratamiento, los caminos vecinales en condiciones transitables y el traslado de la cárcel. Evangelista Mota, miembro activo del movimiento, sostiene que sin tomar en cuenta el orden, todas son vitales para la población y la que realice, sería de mucho provecho.

“Cualquiera de estas obras que se haga, estaría bien, se necesitan, el pueblo las demanda hace tiempo. Tenemos un Gobierno ciego, sordo y mudo, son muchos años aguantando como pueblo. Pasan los años y los políticos actuales carecen de propuestas concretas. Las autoridades de aquí no nos toman en serio, conocen nuestras penurias. Si quieren votos que hagan obras”, advirtió Mota.

Asimismo, el director provincial de Salud Pública, Miguel Ángel Peralta, dijo que la falta de una planta de tratamiento es la desencadenante de la contaminación del río Seibo, y que debido a la presencia de agentes patógenos y de heces fecales, podría producirse una epidemia de cólera y el riesgo mayor ocurre cuando las personas no cloran ni hierven el agua.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM