Editorial: Semana crucial contra el COVID-19

Esta semana, nuestro país entra en una etapa crucial en nuestra lucha firme e irrenunciable para que los estragos del coronavirus en nuestro sean menos impactantes a los proyectados por diversos sectores de la vida nacional.

Funcionarios, empresarios, políticos, artistas, líderes religiosos, sociales y sindicales, han elevado su voz para llevar mensajes de aliento y fortalezas a millones de ciudadanos bajo riesgo de contraer este peligroso virus.

La situación que nos ocupa es preocupante, pero jamás difícil de superar. Los dominicanos, al igual que muchos otros países que sufren esta pandemia, no habíamos experimentado una crisis sanitaria que nos conmina incluso a confirmarnos en nuestras casas, sin poder salir por temor a ser contagiados.

Epidemiólogos y neumólogos afirman que en estos días el COVID-19 alcanzaría las cifras picos que anteceden el descenso en el número de infectados. Eso suena esperanzador, pero no podemos jamás bajar la guardia y dormirnos en los laureles en nuestra batalla diaria contra esta dolencia.

El impacto económico que dejará esta pandemia es también perturbador. La capacidad monetaria de los estados azotados por el coronavirus es puesta a prueba según avanzan las horas, lo que inquieta los mercados financieros y el diverso y complejo mundo de los negocios.

El Gobierno dominicano arrecia cada día las medidas para que los afectados sean menos y las muertes no vistan de gris estos días de intranquilidad.

La responsabilidad de todos debe ser contribuir con la prudencia y la disciplina, reflejadas en el estricto cumplimiento de las disposiciones oficiales.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM