Favicón El Tiempo

EDITORIAL / Ni una más maltratada

La información suministrada esta semana por la Unidad de Atención a Víctimas de Verón es alarmante. Unos 205 casos de violencia familiar y de género fueron atendidos durante los primeros dos meses de este 2019.

El dato indica que, al parecer, los mensajes tendentes a crear conciencia en torno a ese flagelo no han tenido el efecto deseado en esta parte del país, lo que es muy lamentable.

Aunque la magistrada asignada a esa unidad del Ministerio Público, Silveria Poueriet, dijo que este aumento en la cantidad de casos se debe al grado de concientización que parte de mujeres se han ido empoderando y han empezado a denunciar.

Y resalta, además, la labor de grupos sociales que se han generado conciencia a nivel mundial y del país para que las mujeres denuncien los casos y no se queden calladas.

Consideramos que como sociedad debemos empoderarnos de esta problemática, no sólo en torno a que no haya una mujer más que muera a manos de su verdugo; sino, que tampoco sea sometida a maltratos físicos en el seno del hogar, que no se produzcan vejaciones verbales, atropellos sicológicos e imposiciones por la fuerza.

Es necesario que llevemos mensajes propositivos a los hombres, para que de una vez y por todas comprendan que la mujer es el eje central de la familia, y que juntos se fomentan hogares libre de violencia y con productor sanos para nuestra sociedad.

Es necesario, también, que nuestros hombres comiencen a comprender que la mujer es un ser humano libre en todos y cada uno de sus derechos sociales, por lo que por no debe ser sometida a acosos sexuales y verbales por su forma de vestir o por asistir a actividades sociales son compañía masculina.

Es necesario comprender y tener presente el derecho, deberes y los límites a los que todos estamos abocados en un sistema social.

Síguenos en Instagram