Missing image

EDITORIAL / Humanización de los centros preventivos

Ser privado de la libertad, por causas justificables desde el punto de vista de las normas jurídicas y sociales de un pueblo, o de manera transitoria por error o investigación, no se traduce en que un ser humano deba tener una estadía en espacios inmundos y hacinados, como lo constituyen las mayorías de las cárceles preventivas del país.

Son casi todas, sin lugar a equivocación, espacios muy reducidos en cuanto a tamaño, ya que están concebidas para la detención preventiva y, por tanto, la ocupación debería ser mínima. Sin embargo, ocurre todo lo contrario.

Como en los demás establecimientos de seguridad del país que cuentan con cárceles preventivas, en el Distrito Municipal Verón-Punta Cana no es la excepción, por lo que el hacinamiento por sobrepoblación se percibe a leguas.

Basta con llegar al destacamento de la Policía Nacional del Cruce de Verón, para constatar esta realidad, justamente en una geografía en donde los recursos generados por el Gobierno central, desdicen la falta de humanidad en la cárcel preventiva que allí opera.

Es una realidad decadente, que también se replica en el cuartel general del Cuerpo Especializado en Seguridad Turística (Cestur) y el ubicado en El Hoyo de Friusa, donde la situación no es distinta, y donde en la que varias ocasiones se han producido fugas de reos, fruto, además, de la poca seguridad en esos recintos.

A propósito de las acciones que realiza el procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, que en las últimas semanas ha manifestado una intención a favor de la humanización de los centros penitenciados, bueno sería que eche un vistazo a lo que está ocurriendo con las cárceles preventivas de la zona turística, ya que por su alta incidencia de visitantes internacionales, las celdas acogen a nacionales e internacionales, dejando como recuerdo un deprimente espectáculo. Ojalá y la humanización de las cárceles también llegue a Verón.

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews