Missing image

EDITORIAL / Cuidemos nuestra imagen

Artice

La comunidad turística de Verón-Punta Cana siempre se ha caracterizado, desde los primeros años de su fundación, por ser tranquila, de gente laboriosa desde la salida hasta la puesta del sol y más allá.
Decenas de miles de personas salen cada día de sus casas con el firme propósito de conseguir el pan de su familia, una lucha permanente en la búsqueda de garantizar un sustento que les permita vivir de forma decente.
Este estilo de vida debe continuar en la gente de esta bella localidad, y en vez de menguar debe ser fortalecida, siempre con el ánimo de aportar a su desarrollo y elevar el bien ganado nombre que ha merecido dentro y fuera de nuestras playas.
Y si el proceso de expansión de este destino turístico marcha viento en popa, con buenas expectativas de crecimiento, entonces por qué mancharlo con acciones que por su naturaleza pueden entorpecer la aspiración común de seguir siendo un lugar seguro, confiable para las inversiones, para residir y disfrutar en santa paz. Decimos esto porque en las últimas semanas esta comunidad ha sido estremecida por hechos de sangre que aunque ocurridos en confrontaciones de parejas, igual envían una oscura señal hacia afuera.
Injusto sería decir que Verón-Punta Cana es un distrito municipal inseguro, asediado por el crimen y la delincuencia, porque no se corresponde con la realidad que envuelve a los parroquianos que caminan por cualquier parte sin temor a ser asaltados o agredidos por algún antisocial.
Por supuesto que no. Pero debemos permanecer vigilantes, todos al unísono, para que continuemos en esa misma dirección. Siempre será oportuno recordar que la mejor forma de afrontar cualquier tipo de diferencia es el diálogo.
Las confrontaciones se resuelven dando ideas que aporten solución. De esta localidad dependen muchas familias, por eso debemos cuidarla y proyectar una imagen positiva que debe ser construida exhibiendo un comportamiento decente, disciplinado y ejemplar.

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews