DETRÁS DEL HORIZONTE / Entre potencias te vea

DETRÁS DEL HORIZONTE / Entre potencias te vea

Artice
Darío Yrizarry.

Darío Yrizarry /
[email protected]

La Republica dominicana, con la ruptura diplomática con Taiwán de una larga relación de 70 años de existencia para dar paso a una nueva relación con China, ha puesto en riesgo las relaciones con los Estados Unidos, en vista de que ellos desde el primer momento no vieron con buenos ojos esta decisión del gobierno dominicano, a pesar de que ambos gobiernos reconocen el concepto de una sola china.
Luego de que el gobierno dominicano diera a conocer oficialmente este acuerdo con china, fue llamado a consultas la nueva embajadora de EEUU, iniciándose con esta acción un proceso que terminará con medidas drásticas en contra de nosotros, visto los recientes pronunciamientos non sancto hechos por funcionarios norteamericanos. Las declaraciones del canciller respecto de este tema fueron muy diplomáticas, tranquilizantes y llenas de confianza (atendiendo al protocolo) apegado a la seguridad en los beneficios que obtendríamos en esta nueva relación.
Negociar con China, una cultura milenaria y disciplinada no es juego de niño, vista la manera onerosa y cherchera que los gobiernos dominicanos acostumbran hacer contratos. Pero estas gentes tienen bien claro las reglas del juego, imponiendo sus condiciones al gobierno dominicano sin dejar ningún cabo suelto, lo que debe ser gratificante para nosotros porque, al menos aprenderemos por “imposición” a negociar contratos sin sobre evaluación ni comisiones de por medio.
El Vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence también se adhirió a las críticas.
Recientemente la embajadora de Estados Unidos en el Salvador Jean Elizabeth Manes emitió unas fuertes declaraciones relacionadas a los países que en el último año han establecido relaciones diplomáticas con China, donde dijo que EEUU sigue analizando relaciones con la Republica Dominicana y que este proceso se está llevando a cabo en la Casa blanca, el Congreso y diferentes agencias de gobierno, lo que indica que nada está en estado de tranquilidad como lo ha declarado el Canciller Miguel Vargas Maldonado.
Las sanciones vendrán; lo que los americanos no han determinado es el tipo de medida que tomarán y, de acuerdo a la embajadora Manes, estas podrían ser desde suspender toda ayuda hasta hacer “cosas diferentes”. Lo seguro es que ellos están analizando a ver en qué parte del cuerpo es más doloroso el torniscón. Por lo visto, todos los departamentos están tras pistas que avalen sanciones, incluyendo justicia y Tesoro, el Congreso, el BID, así como el Comando Sur del Ejército. Dios nos encuentre confesados.
El Vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence también se adhirió a las críticas y la pasada semana dijo textualmente que “lamentó que el Partido Comunista Chino haya “convencido a tres países latinoamericanos” -en referencia a Panamá, República Dominicana y El Salvador- de “romper lazos con Taipei y reconocer a Pekín”. Lo cierto es que una media Isla ubicada en el mismo trayecto del sol, ahora se encuentra entre dos grandes potencias mundiales en espera de un incierto.

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews