Animadores de un resort.

Desde 2017, salarios en sector de turismo siguen estancados en poco más de 10 mil pesos

Verón-Punta Cana. El aumentado de un 14 por ciento al salario mínimo del sector privado no sectorizado ha sentado las bases para que se inicien las discusiones de cara a un posible incremento de los sueldos del área privada sectorizada.

Dentro de ese renglón cae el sector turístico y hotelero, donde el actual sueldo mínimo es de 10,350 pesos, un salario que según el economista José Polanco les da un bajo poder adquisitivo a los empleados de esta área.

El sector turístico tuvo su último aumento en el año 2017, cuando la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (Asonahores) firmó un acuerdo con los trabajadores del sector hotelero y gastronómico, para establecer un incremento en el sueldo mínimo de un 15 por ciento.

A partir de agosto del 2017, los salarios mínimos en las empresas más grandes del sector turístico pasaron de 9,005.00 pesos a 10,355.75 pesos. En las medianas de 6,461.00 a 7,430.15 pesos y en las pequeñas compañías de 5,814 pasaron a ganar 6,686.10. El acuerdo firmado hace dos años beneficiaba a los trabajadores de los hoteles, casinos, restaurantes, bares, clubes nocturnos, cafeterías y negocios de comida rápida.

El dirigente sindical Manolo Ramírez (Pupilo), secretario general de la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC), refiere que al ya haberse dado el aumento salarial al sector privado no sectorizado se pasará a buscar el aumento al sector privado sectorizado. Destacó que en este sector turístico tienen un pacto colectivo en el que han acordado todos los años un aumento de un 5 por ciento a todos los salarios en sentido general.

“Nosotros tenemos que luchar porque esos pactos colectivos se adquieran y así se puedan lograr las reivindicaciones para el trabajador”, asegura Pupilo. Ramírez explicó que los salarios hoteleros “no son tan jugosos”, pero que a diferencia de otros sectores en el área hotelera los empleados tienen beneficios como propinas, transporte y alimentación.

El líder sindical especificó que no está conforme con el salario mínimo actual de este sector que es de unos 10,350 pesos por lo que pretende que se mejore. Expuso que ahora se sentarán para discutir la parte salarial del sector privado sectorizado.

TRABAJADORES HOTELEROS

La cantidad de trabajadores que tiene el sector hotelero dependerá de si la temporada es alta o baja, quiere esto decir si es época de mayor o menor flujo de turistas. En líder sindical Pupilo señala que cuando la temporada está alta con un 80 a 90 por ciento de ocupación sobrepasan los 50 mil trabajadores directos, pero inmediatamente baja la época de mayor flujo turístico merma considerablemente el número de empleados hoteleros.

Otra área de este sector son los 40 mil conductores que trabajan en el transporte turístico y de personal. Según datos de la Encuesta Nacional Continua de Fuerza de Trabajo (ENCFI) en el primer trimestre del 2019 habían ocupados unos 315,554 puestos de trabajos en el renglón Hoteles, Bares y Restaurantes. También señala que esos empleados devengan un promedio de 90 pesos por hora de trabajo y laboran un promedio de 43 horas semanales.

Manolo Ramírez, «Pupilo»

Guadalupe Mota, una ex trabajadora del sector hotelero, señala que ella por años trabajó en el área de lavandería en tres cadenas hoteleras por al menos 15 años. Se retiró para dedicarse a los quehaceres de su hogar.

Mota tiene dos años que salió de su último puesto de trabajo y cuenta que lo más que llegó a ganar eran 8 mil pesos quincenales. Refiere también que apenas podía subsistir con los sueldos que tuvo durante su tiempo en los diversos hoteles. “Los prestamistas se hacen dueños de las tarjetas que uno no las vuelve a ver más nunca, porque es endeudados y endeudados”, agrega. Mota explica que ese salario no les da para pagar casa, luz, cable, teléfono, además de la alimentación.

Yanil Ramírez, quien por varios años laboró como camarera de restaurantes, cobraba mensualmente 10 mil pesos. Más adelante le realizaron un aumento a 6 mil pesos quincenales, esto le incluía el porcentaje de propinas, en temporada baja; mientras que en temporada alta alcanzaba los 7 mil quincenales.

“En la hotelería se trabajan muchas horas”, señala. Según manifiesta en los lugares que laboraba se hacían muchos eventos y los mismos empleados internos eran quienes tenían que realizar esas funciones, lo que les llevaba a sobrepasar las 8 horas diarias.

ECONOMÍA DE TRABAJADORES

El economista José Polanco refiere que la mayoría de los trabajadores de la zona turística se concentran en el segundo quintil, lo que significa que en promedio devengan un salario por debajo de los 30 mil pesos.

José Polanco, economista y financiero.

“Ellos tienen un poder adquisitivo relativamente bajo, porque hay una alta concentración de ellos que están en el salario mínimo, y que cuando perciben el beneficio de la propina logran ubicarse en el rango menos de los 30 mil”, detalla el economista. Polanco señala que le es muy cuesta arriba a esos empleados adquirir la canasta familiar, razón por la que viven muy endeudados, puesto que tienen un bajo nivel salarial.

Comenta que a estos empleados también les afectan las temporadas bajas, porque en esa época les bajan las propinas y la situación se hace más crítica.

El economista comenta que el bajo poder adquisitivo de esos empleados no impacta de forma positiva a la economía local, todo lo contrario. Polanco indica que estos trabajadores no pueden salir a demandar los bienes y servicios que con otras condiciones salariales si lo podrían hacer, por ende no se genera el dinamismo económico se debería.

Síguenos en Instagram