Danilo Medina y su “coqueteo” con oligarquía empresarial  del país

Punta Cana. Por segunda vez en menos de 20 días, el presidente Danilo Medina se ha reunido con la cúpula empresarial de la República Dominicana. Estos encuentros no tan a menudos  han ocurrido en medio del debate sobre si el mandatario opte por modificar la Constitución y así lanzarse a un tercer periodo, acción que tiene un rotundo rechazo por la bancada de  Leonel Fernández.  

La última reunión ocurrió el pasado miércoles 26 en el Salón Privado del Palacio Nacional. Allí, llegaron Félix García (agroindustria),   Fernando Capellán (zona franca textil), Frank Rainieri (turismo),   Guillermo Julián (Anje), Héctor José Rizek (agrondustria), José Clase (zona franca y tecnología),  Juan Vicini (diversas empresas) Luis Emilio Velutini (finanzas e inmobiliairia), Manuel Estrella (construcción), Mario Lama (tiendas) y  Mícalo Bermúdez (construcción y zona franca), en un evento que la Presidencia definió como de “cortesía”, a través de un comunicado. En el encuentro, “el jefe de Estado y los oligarcas intercambiaron pareceres sobre temas de interés común y alianzas público privada para construir un mejor país”, indica un pequeño comunicado de menos de 150 palabras de la Presidencia. 

El primer encuentro se llevó a cabo el día 13 en la exclusiva zona de Cap Cana, donde los empresarios le entregaron un reconocimiento a Medina por los aportes que le ha hecho al país desde el 2012 a la fecha.  

Estas congregaciones ocurren en   medio de las tensiones políticas que hay a lo interno del Partido de la Liberación Dominicana  y que mantiene el mandatario oriundo de San Juan con su compañero y rival, Leonel Fernández,  sobre la posible modificación de la Constitución para un tercer cuatrienio seguido de Medina, conflicto que ha provocado una militarización del Congreso y que, según algunos, aún no ha llegado a su clímax.

La última vez que había producido este acercamiento fue en mayo del 2018, cuando parte de estos acaudalados acompañaron al Gobierno en un viaje de 15 horas y 13,490 km a conquistar China, luego de romper lapsos comerciales con Taiwán. 

Si bien es cierto, que el binomio Gobierno-empresarios ha trabajado de la mano para convertir a esta media isla en la economía de América Latina que más ha crecido en este 2019, con 5.7%, según la  Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la población se ha preguntado por qué el presidente y estos empresarios han tomado una fracción de tiempo en sus apretadas agendas para sostener estos encuentros. 

Pero más allá de un “encuentro de cortesía”, como indica la Presidencia, esta cofradía ha enviado un mensaje subliminal de que el primer ministro, además de amarrar el Congreso, esté conquistando  al sector empresarial de la nación para extender su dirección hasta el 2024.

La lucha de Danilo vs Leonel ya no se trata de una defensa a la Carta Magna y de los intereses del país, sino es una lucha de ambición y poder en el que sus protagonistas hacen sus amarres y  trazan sus estrategias para derrotar al rey oponente como un juego de ajedrez.

Síguenos en Instagram