Como una mujer: Nuevo año… ¿Y ahora qué?

LUIS ORLANDO GARCÍA

Como una mujer: Nuevo año… ¿Y ahora qué?

Luis Orlando García | [email protected]

¿Y entonces?…Después de tanto esfuerzo como una mujer, y haber logrado rebajar casi 30 libras, llevas más de una semana sin volver al gimnasio. Por supuesto esta etapa te resulta demasiado compleja, con la llegada de tu familia a casa. Es que con ustedes las festividades se continúan una tras otra, porque tus hijos empiezan a celebrar antes de Navidad, siguen por el fin de año, y no se detienen hasta la primera semana de enero.

…Como de costumbre, las fiestas de tu familia se caracterizan por las exuberantes cantidades de bebida y comida, estando tú al frente de la cocina sin poder controlar tu boca. En esta temporada nunca te acuerdas de la palabra dieta, entre los refrescos, las cervezas, las masitas de puerco y la gran variedad de platos que tanto te gustan. Mucho menos sabes lo que significa esa otra palabra diabetes, inmersa entre los disímiles dulces que tú misma sabes preparar. ¿Y qué decir de tus rutinarios ejercicios en aquella disciplina diaria matutina?…Ahora vacacionando, solo te entrenas a ritmo de merengue, bachata y salsa.

Pero lo más asombroso de este tiempo para ti, es que hasta pierdes la memoria, ¡sí! se te olvidan los vestidos nuevos que te ibas a estrenar y cuanto habías planificado por tu cambio de imagen, se te olvida que has bajado considerablemente de peso y de nuevo no te importa ser gordita. Tampoco recuerdas en qué momento te vas a quitar tu clásico traje de cocinera-es decir, cualquier ropa vieja que te pueda servir para andar esos trajines-No tienes en cuenta donde queda el espejo, por eso casi a diario se te olvida peinarte y mucho menos recuerdas maquillarte. También se te olvida a qué hora te bañas, comes o te acuestas, ¡es más! todos los días se te olvida que aborreces la música urbana, y cuando se te sube el licor te pones a competir con tus nietos.

…Nuevo año, nueva vida, y otra vez la normalidad en casa, cuando el mayor de tus hijos vuelve al extranjero, la mediana regresa a la capital, el menor a su trabajo en el turismo a tiempo completo, y conjuntamente con ellos también regresan todos tus nietos hasta la próxima Navidad.

¿Y ahora qué?…tu gimnasio, tus ejercicios, tus dietas y tus retos laborales, siguen decididos a soportarte como siempre, durante todo un nuevo año.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM