BOULEVARD DE LA MEDICINA PREVENTIVA / Corrupción destruye el sistema de salud

BOULEVARD DE LA MEDICINA PREVENTIVA / Corrupción destruye el sistema de salud

Artice
Dr. Hervido Tavárez.

Dr. Hervido Tavárez /
[email protected]

La corrupción administrativa ejecutada en los últimos 20 años en la Republica Dominicana, ha destruido el equilibrio biopsicosocial de los habitantes del país. Se ha impregnado tan profundamente en la ideología de pensamiento de la mayoría de la gente; que me atrevo a expresar se considera endémica de nuestra psiquis y peor aún, culturizada.
Recurrentemente, República Dominicana se encuentra entre los peores lugares en medición de políticas públicas que favorezcan a sus ciudadanos, residentes y visitantes; sin embargo, esto no inmuta al más mínimo ser racional que habita estas tierras; ya que las hostilidades parecen no afectarnos en lo absoluto; aunque la realidad plantea otra muy distinta.
¿Nos cayó esto del cielo?
Pues no; no es casualidad que ocupemos principalía en los peores rankings mundiales y de la región, como de los peores en: mortalidad materna, mortalidad infantil, embarazos en adolescentes, desnutrición, tratamiento de agua para consumo humano, insalubridad ambiental, muertes por accidentes de tránsito, mortalidad por enfermedades infectocontagiosas, mortalidad por enfermedades crónicas no transmisibles, servicios hospitalarios públicos deficientes, muertes violentas, violencia intrafamiliar, feminicidios, delincuencia, consumo de estupefacientes, educación… en fin, un sinnúmero de variables que dia a dia destrozan el alma nacional; y todas propiciadas por un común denominador: la corrupción administrativa del Estado. Según el Banco Central Dominicano, nuestra economía se encuentra en constante crecimiento, pero este crecimiento solo es visible y palpable en un pequeño fragmento de la población, la mayoría de la gente solo ve decrecer sus posibilidades de desarrollo y de integración social de una manera integral; en el país que nació, creció y se forjó metas para sí, y sus generaciones futuras.
Es un peligro latente y una irresponsabilidad, que nuestra economía crezca vertiginosamente a base del endeudamiento externo, solo para garantizar la sustracción de recursos para otros fines que no favorezcan en ningún aspecto a la nación; sino al grupo elitista que mantiene la hegemonía de los poderes del Estado.

 

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews