Así pienso: Gonzalo, una ingenuidad política

Teo Torres

Así pienso: Gonzalo, una ingenuidad política

Teo Torres / [email protected]

Ni al más eclipsado mental de los dominicanos se le ocurriría pensar que la dirigencia del Partido de la Liberación Dominicana, revestida aún de un pensamiento político un tanto ortodoxo, permitiría que un advenedizo e improvisado de la noche a la mañana lo represente como su candidato presidencial.

Mucho menos el propio presidente Danilo Medina, que lo ha lanzado en ese proyecto, cree que el señor Gonzalo Castillo, podrá ser asimilado de buena a primera por la militancia morada por encima de los viejos e históricos dirigentes de esa organización.

En el PLD sus altos y medianos dirigentes siempre se han ufanado en decir que la política está reservada para políticos profesionales y el señor Castillo no goza de ese perfil.

Así lo concibió el otrora líder de esta organización política, el extinto profesor Juan Bosch, y por eso se empeñó siempre, a través de los denominados Círculos de Estudios (C.E.), en la formación política y social sistemática de todos sus militantes.

Siendo ese el pensamiento que prima entre la vieja dirigencia del partido de la bandera morada y la estrella amarilla, no cabe la menor duda que el proyecto presidencial prohijado por resentimiento y tozudez por el jefe de Estado no podrá encontrar eco entre los peledeístas para su pase a la final y convertirse en el candidato presidencial.

El presidente Medina podrá volcar todos los recursos del presupuesto de la nación, usar el poder avasallador del Estado y diseñar todas clases de maniobras y trapisondas para tratar de imponerlo en las primarias del próximo 6 de octubre y no podrá superar en votos la propuesta presidencial del doctor Leonel Fernández.

Gonzalo Castillo, aún no es digerible entre la militancia peledeísta y no lo es porque precisamente no es un político que haya socializado en lo más mínimo con su alta, mediana y baja dirigencia del PLD.

Su única credencial como político es que es amigo cercano del presidente Medina y que tiene muuuuucho dinero, más de ahí no le adorna ninguna otra credencial que le sirva de aval meritorio para ostentar la candidatura presidencial del PLD en las próxima elecciones del 2020.

Los peledeístas tienen vocación de poder y saben perfectamente que acudir a unas elecciones con un candidato presidencial improvisado, traído por las greñas a última hora por el presidente Danilo Medina, sería exponerse a perder la dirección del gobierno ante el ahora poderoso Partido Revolucionario Moderno, liderado por Luis Abinader.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM