Teo Torres

ASÍ PIENSO/ El liderazgo del presupuesto

Teo Torres
Teo Torres

Teo Torres

n los estudios de formación política que se impartía otrora en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), a través de los desaparecidos Círculos de Estudios (C.E), uno de sus contenidos esenciales era la enseñanza de ciencias sociales. En la agenda de reuniones de todas las semanas el punto de educación era el No. 1 y nunca podía faltar en la discusión. El fenecido profesor Juan Bosch, así se interesó y siempre quiso que así fuera.

A todos los que pasamos por la rigidez de la formación política en los Círculos de Estudios, valga decir una especie de una Maestría en política, antes de adquirir la membresía en el PLD se nos enseñaba la estructura de la sociedad y se nos indicaba con precisión que la base de ella era la economía.

En suma, se nos enseñaba a todos los aspirantes a ser miembro del partido de la bandera morada y la estrella amarilla que en toda sociedad la economía determina todos los demás. Lo anterior viene a propósito del criterio persistente y constante asumido por el licenciado Danilo Medina, quien en la precampaña del PLD para la escogencia de su candidato a la presidencia con miras a las elecciones del 2008, cuando fue derrotado vergonzosamente con un porcentaje desproporcionado por el entonces presidente de la República doctor Leonel Fernández, para la ocasión el ahora presidente Danilo Medina, se destapó con la famosa excusa: “me venció el Estado”.

El jefe de Estado está convencido de que con dinero puede hacerlos todos y por ello usa el presupuesto de la nación para pretender hacer lo que le venga en gana y complacer todos sus caprichos y doblegar a quien quiera.

Usando a su antojo y sin ningún control los recursos del Estado, en medio del más espeluznante despilfarro de dinero que se ha conocido en a historia de este país, el ingeniero químico Danilo Medina y su hueste pretenden a cualquier precio perpetuarse en el poder.

En la actual gestión de gobierno danilista en este país se ha diseñado una verdadera y auténtica estructura económica y logística alrededor del equipo del presidente que tiene como base el reparto de las diversas dependencias gubernamentales.

En todas las provincias del país cada una de las instituciones del gobierno les ha sido asignada a particulares del equipo del presidente para que dispongan de ellas a su entera discreción y satisfacción.

Con ese control y manejo soez de la estructura administrativa del gobierno se ha institucionalizado en este país lo que se llama un verdadero reparto de las cosas públicas en manos privadas que sólo tiene el perverso propósito de mantener a la sociedad dominicana sumergida en el despreciable ostracismo que procura tan sólo la perpetuación peligrosa de Danilo Medina en la dirección del Estado.

Síguenos en Instagram