Fotografía: Fuente externa.

Apagones “kilométricos” se han vuelto el principal estorbo de los negocios en Higüey

El servicio energético que brinda la Empresa Distribuidora del Este (EDE Este) en esta ciudad se constituye en uno de los principales escollos que deben enfrentar empresarios y pequeños comerciantes, que están obligados a tener plantas, paneles solares o inversores para poder operar y cumplir sus metas de ventas.

Aunque recientemente EDE Este dispuso que 35 sectores de la ciudad cabecera reciban el servicio 24 horas, en otros 50 el suministro energético aún sigue siendo deficiente.

El Presidente de la Unión de Empresarios de la Provincia La Altagracia (UEPAL), Rómulo Pérez, manifestó que quienes utilizan energía al cien por ciento para sus actividades productivas son los más afectados, entre los que resaltó lavaderos de carros, fábricas de hielo y las estaciones de combustibles.

El dirigente empresarial explicó que la falta de energía afecta a los miles de empleados hoteleros de Bávaro-Punta Cana, que residen en esta ciudad, porque tienen que entrar y salir de sus barrios en las noches o madrugadas, en calles oscuras, siendo muchas veces víctima de la delincuencia.

Rómulo Pérez dijo que EDE Este está teniendo muchas deficiencias, porque de los 35 circuitos que dijeron que iban a ser 24 horas de energía ininterrumpida están funcionando en un 80%. Pero entiende que hay que esperar unos dos meses para ver si la medida es definitiva, y no una estrategia para contrarrestar las manifestaciones que se tenían planificadas realizar.

Reveló que los miembros de la Unión de Empresarios de la Provincia La Altagracia han sostenido conversaciones con ejecutivos del Consorcio Energético Punta Cana-Macao (CEPM), explorando la posibilidad de que esta empresa, que suple la energía en Verón-Punta Cana, pueda ofrecer sus servicios a fábricas y empresas de la ciudad Salvaleón de Higüey.

Refirió que un servicio eléctrico débil afecta a todos los sectores, provoca contaminación con el constante uso de plantas de emergencia y aumenta los gastos de los empresarios.

Comerciantes al garete

El sector La Malena, en la zona sur de Higüey, no está entre los circuitos que EDE Este puso 24 horas. El comerciante Hilario del Rosario Pache explicó que por esa zona la luz se va a las 9:00 de la mañana y la envía a la 1:00 de la tarde. Dijo que el fluido eléctrico es retirado a las 4:00 de la tarde restablecido entre las 8:00 y 9:00 de la noche.

Reclamó a los ejecutivos de EDE Este incluir a La Malena dentro de los circuitos que están recibiendo luz permanente. Cuando no hay electricidad, las actividades productivas se ven severamente afectadas, como contó la comerciante Magalis Castillo, quien ha tenido grandes pérdidas de carnes, embutidas y vegetales, que se dañan por falta de refrigeración. Todo esto, además de que las ventas se reducen cuando falla la energía.

Para el vicepresidente de la Federación de Asociación de Juntas de Vecinos de la Provincia La Altagracia, Julio César Martínez, el servicio energético ha mejorado, sobre todo en los sectores que están con el programa de 24 horas. Sin embargo, dijo que a veces ocurren apagones por averías, o cuando sacan de operación un circuito para dar mantenimiento, cambiar alambres o realizar poda de árboles.
El comunitario hizo un llamado a los ejecutivos de EDE Este para que hagan una inversión en la compra de alambres, postes del tendido eléctrico y demás equipos técnicos necesarios brindar un servicio de calidad.

Informó que la Federación está exigiendo 24 horas de luz para los 82 sectores de Salvaleón de Higüey, porque cuando hay un apagón, de entre aproximadamente 12 y 24 horas, las plantas gastan combustible en exceso, mientras que con los inversores la factura siempre llega más cara.

Los salones de belleza son de los pequeños negocios que más afectados resultan con los cortes eléctricos. Así lo explicó Yunise Argelis Morla, quien tiene una de estas micro empresas en el sector Los Rosales.

Dijo que su producción ronda entre dos mil y diez mil pesos diarios, dependiendo el día, aunque los fines de semana son más productivos, pero cuando hay apagones dice que “se descuadra totalmente”.

Explicó que no tiene planta de emergencia, por lo que cuando no hay energía, no puede cumplir con los pagos que tiene con la banca comercial o prestamistas informales. Además, que al no poder atender sus clientes muchas veces no puede cumplir con suplidores que llegan en busca de abonos a las facturas.

Se quejó porque la deficiencia eléctrica hace que los clientes no quieran arriesgarse a usar sus servicios, porque en cualquier momento se puede ir la luz “y quedar a medio talle”. Dijo que además de los tantos apagones que recibe paga una facturación muy alta, que no se corresponde con el servicio que le brinda.

Aunque su empresa haya quedado dentro de los 35 circuitos 24 horas de la EDE Este en Higüey, se ha calmado la desesperación que vivía el ingeniero Rafael Martínez empresario dedicado al negocio de la tecnología y la capacitación.

Explicó queopera con una planta de 132 kilos en la que gasta 60 mil pesos mensuales, a la vez que paga 70 mil pesos de facturación, es decir, que está gastando solo en ese renglón 130 mil pesos.

Está confiando en que la entrada al circuito de luz permanente le representa una rebaja considerable a sus gastos. En una situación similar se encuentra Eufemio Reyes, gerente de la ferretería La Imagen, quien define como catastróficos los apagones para el sector empresarial, aunque admite que el servicio ha mejorado bastante en los últimos días.

Indicó que los apagones eran muy frecuentes, los mismos dañaban equipos, computadoras, programas informáticos y las impresoras fiscales, provocando a pérdidas de clientes y bajando mucho las ventas.

Perdía entre 50 a 200 mil pesos por ventas y beneficios, y el consumo del gasoil de la planta era de unos 45 mil pesos.
Lo que dice EDE Este

La gerencia de EDE Este envió un comunicado a este medio, en el cual explica que la entidad continuará ejecutando trabajos de rehabilitación de redes y normalización del servicio para disminuir las pérdidas en Higüey, y toda la provincia La Altagracia.
Esto con la finalidad de incluir sectores en nuestro Programa 24 Horas de Energía, de forma paulatina, como sucedió recientemente con los 35 sectores de Higüey.

La gerencia de EDE Este explicó que la presente administración ha ejecutado varias obras, con el propósito de mejorar el servicio de energía a La Altagracia, entre ellas la repotenciación y ampliación de la subestación Higüey 138 kilovoltios (kV). También, la construcción de la nueva subestación Cruz del Isleño, de la Otra Banda, con lo cual mejoró la calidad del voltaje a más de 137,000 habitantes de esta provincia.

Asimismo, construyó y puso en funcionamiento una subestación y una línea de alimentación a 34.5 kilovatios para mejorar el servicio de electricidad a más de 15,000 habitantes de Nisibón y otras comunidades aledañas.

“Con esas obras, las averías son menos y más fácil de identificar, disminuimos las pérdidas técnicas; se habilitó la capacidad para el crecimiento de la demanda de energía eléctrica y estabilizamos el suministro de electricidad del distrito municipal Las Lagunas de Nisibón, en el cual las averías eran frecuentes y largas porque las líneas estaban en malas condiciones y en zonas de difícil acceso”, indicó EDE Este.

Cabe destacar que empresarios y autoridades de la provincia se han reunido en varias ocasiones con ejecutivos del Consorcio Energético Punta Cana-Macao (CEPM), para que ofreciera sus servicios en Higüey, para poder tener energía permanente y sus negocios puedan operar sin ningún problema, pero EDE Este se ha negado en varias oportunidades.

Síguenos en Instagram