Alcaldía de Higüey prohíbe a CEPM instalar electricidad a una lotificación irregular en Bávaro

Friusa, Bávaro. Ante los reclamos escenificados el pasado martes por residentes del barrio Doña Dulce, en Friusa, en demanda del Consorcio Energético Punta Cana-Macao (CEPM) realice la instalación del servicio eléctrico en esa comunidad, la empresa aseguró que se siente “atada”, tras haber recibido un acto de alguacil de parte de la Alcaldía de Higüey que le prohíbe cualquier actuación en esa zona, hasta tanto el desarrollador cumpla con su responsabilidad.

En un comunicado enviado a la redacción de BávaroNews, CEPM expresa su solidaridad con la comunidad Doña Dulce, al tiempo que también emplazó a los desarrolladores de proyectos una pronta solución a ese tema para poder suministrar la energía al referido sector.

“Los desarrolladores que han implementado de manera responsable pueden dar fe del cumplimiento de las obligaciones y de cómo CEPM ha asumido su responsabilidad de llevar la infraestructura al punto de interconexión, una vez el desarrollador ha cumplido con las leyes”, indica.

A seguidas, sostiene: “nos unimos a la comunidad de Dona Dulce y a todas las comunidades que en su buena fe han sido engañadas por personas que, sin cumplir con sus responsabilidades como desarrolladores, venden los terrenos y dejan a su suerte a miles de familias”.

“Reiteramos nuestro compromiso en llevar la infraestructura al punto de interconexión, una vez que el desarrollador cumpla con las normativas establecidas y los permisos correspondientes por las autoridades locales, de manera que estén en capacidad de solventar las obras privadas necesarias para que CEPM, como empresa distribuidora del servicio eléctrico, pueda interconectar el proyecto”, manifiesta.

El pasado martes, el presidente de la Junta de Vecinos de los Altos de Friusa, Miguel Marcial, explicó que el sector Doña Dulce lleva constituido como comunidad desde hace unos seis años, tiempo que igual lleva padeciendo sin el suministro de energía. El dirigente comunitario expresó que su barrio espera que tanto las autoridades como la empresa encuentren una solución al respecto, porque por esa situación, se ven perjudicadas unas 40 familias.

CEPM informó que en base a Ley General de Electricidad, las instalaciones particulares de cada suministro, deberán iniciarse en el punto de entrega de electricidad por el concesionario, siendo a cargo del usuario su proyecto, ejecución, operación y mantenimiento.

“Reiteramos el compromiso de llevar la infraestructura eléctrica al punto de interconexión, toda vez que el desarrollador lo habilite a los fines, a través del cumplimiento de la normativa aplicable y la obtención de permisos por ante las autoridades locales”, sostuvo la empresa.

Además, dijo que como empresa distribuidora del servicio eléctrico, tiene el deber de respetar y cumplir los procesos legalmente establecidos para la interconexión de proyectos a su red de distribución.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM