Alarmante escala de suicidios en Higüey: en cuatro meses se produjeron siete

HIGÜEY. Según el Departamento de Homicidios de la Policía Nacional, en el período de enero-abril, en el municipio de Higüey se registraron siete suicidios, la mayoría por ahorcamiento y envenenamiento.

En los años 2016 y 2017, en las estadísticas del Departamento de Salud Mental de Salud Pública, La Altagracia figuró entre las provincias con mayor índice de suicidios. En el 2016 se registraron 23 y en el 2017 sobrepasaron los diez casos de personas que decidieron quitarse la vida por distintos motivos.

El suicidio más reciente del municipio de Higüey fue el del joven Esmerlin Sosa, de 30 años, quien se lanzó del puente Sanate, y aunque recibió atención médica en el Hospital General y de Especialidades Nuestra Señora de La Altagracia (Hgensa) falleció días después de ocurrir el hecho, en marzo de este año.

El psiquiatra y psicoterapeuta (Hgensa), Juan Santana, dijo que es preocupante la prevalencia de casos de suicidios, no solo en la provincia y el país, sino a nivel mundial.

Asimismo, expresó que en su labor como psiquiatra en Hgensa, que cuenta con Unidad de Atención en Crisis, hay semanas que tienen hasta cinco personas internadas por intento de suicidios. Explicó que la velocidad, la tensión emocional y el exhibicionismo que tiene la gente, son causas de este flagelo.

Psiquiatra Juan Santana
Psiquiatra Juan Santana

Además de que muchos “quieren vivir no su vida sino la del otro; vivir de la apariencia. Entonces, en base a toda esa presión social que se vive aparece la depresión, que finalmente es una enfermedad del estado del ánimo que afecta todo el sistema nervioso y ahí llega la idea de que no vales nada; mejor es no estar vivo que mal viviendo”, explica Santana. Otra causa de los suicidios son las drogas psicoactivas.

Dijo que muchas personas acuden a ellas, “primero te excitan y luego te deprimen, entonces bajo el efecto de la droga y del alcohol se afloran más las ideas negativas y el individuo sufre una disociación”, manifestó. Además, dijo que está comprobado a través de estudios que toda la persona antes de suicidarse da varias señales.

“Hay un cambio de actitud, por ejemplo, si a esa persona le gustaba divertirse mucho ya no quiere hacerlo, prefieren quedarse en la casa, muchas veces lo verbalizan y lo dicen: ‘en cualquier momento me quitaré del medio’. Estas deudas no las aguanto y la gente tiene la mala creencia que cuando alguien dice que hará algo no lo hacen y es al revés hay que ponerle atención” indica Santana.

Dijo que la situación es alarmante, porque la gente está perdiendo el interés por la vida, y vive el día a día y se está perdiendo el amor, la solidaridad, el respeto a los símbolos patrios y el amor es lo único que puede prevenir la alta tasa de suicidio.

En cuanto a la asistencia que debería dársele a una persona con intenciones suicidas, sugirió que la persona más cercana, el cónyuge si es casado, un pastor o la persona de confianza, pueden ser de mucha ayuda para aquel individuo que no le encuentra sentido a su vida, luego de conversar lo correcto es auxiliarse de un psiquiatra.

“Hay dos tipos de tratamiento, medicamentos y terapias auto compulsivas,  tengo muchos pacientes con ideas suicidas, en su mayoría adolescentes, luego sigue en los adultos de 45 a 50 años, ya que en esta edad es que aparece la verdadera depresión. Ahí vienen las ideas psicóticas y hay que abordarlo, pero lo fundamental es decirle que hay una solución”, añadió. Dijo que desde el Estado se está tomándose más en cuenta la psiquiatría. “Antes la salud mental era como el zafacón de Salud Pública,  pero recientemente se lanzó un Plan Nacional de Salud Mental que pretende trabajar en la atención y prevención de los problemas mentales de la población”, destacó Santana.

LA DEPRESIÓN TIENE SOLUCIÓN

La psicóloga Blasina de Jesús Santana, explicó que la ideación suicida son características esenciales de la depresión, y en la Republica Dominicana es un flagelo que está en alzas debido a un tema de carácter multifactorial, por lo general es el resultado de un abanico de factores que afectan a las personas que la padecen, están las pérdidas, estas se presentan en diversas formas, en el aspecto laboral, familiar, social y personal.

Blasina de Jesús coincide con el psiquiatra Santana en que la gente vive el día a día, sin ilusión, sin motivación porque no tiene un proyecto de vida, eso es catastrófico, a todo esto se agrega que hay muchas personas con predisposición genética a la depresión por la existencia de esta en la genealogía familiar y por ende son vulnerables a los factores de riesgos.

En el caso de La Altagracia consideró que los niveles de suicidios se debe a que es una ciudad cosmopolita, convergen personas de todas partes, y por ser una provincia turística todo se maximiza debido a factores que se relacionan con la zona, antes era una ciudad sana, pero el desarrollo trae consigo de todo, y las expectativas de la gente cambia y se mueve en relación a la dinámica existente, cuando la gente no puede alcanzar las expectativas que se crea, la mayoría de las veces falsas e inalcanzables, pues se frustra, se deprime, entonces, aparece la ideación y el acto suicida.

El suicidio y la salud mental, es un problema de Estado y como tal se debe asumir, creándose políticas públicas que garanticen el derecho a la salud mental de los ciudadanos de manera gratuita, que hayan psicólogos clínicos en las emergencias de hospitales y clínicas. Contratar psicólogos clínicos para prestar servicios a nivel comunitario para prevenir, agregó.

“Es un tema que se debe asumir en la inmediatez, ya que la depresión aunque es la segunda causa de muerte a nivel mundial, tiene solución si es tratada a tiempo”, señaló.

Psicóloga Blasina de Jesús Santana
Psicóloga Blasina de Jesús Santana

Al referirse al tratamiento que dan los medios de comunicación a las informaciones sobre los suicidios, expresó que juegan un papel preponderante en el aumento de estos casos debido al manejo irresponsable, la información sin filtro incide en las emociones de la gente que está en situación de riesgo por alguna situación y su vulnerabilidad les hace sensibles a las informaciones. De igual manera, dijo que eso refuerza de manera negativa el estado de ánimo depresivo y le dota de herramientas para ejecutar los pensamientos que ya tienen, y terminan dándose permiso para hacerlo como el de la noticia.

 PLAN DE SALUD MENTAL

La encargada del Departamento de Salud Mental de la Dirección Provincial de Salud (DPS), Sorayda Pilier, expresó que en abril de este año, se hizo el lanzamiento del Plan Nacional de Salud Mental, el cual pretende cambiar la modalidad que existía que el sólo se encargaba de la atención psiquiátrica.

Sin embargo, ahora se rescatará a todos los enfermos mentales. También abarcará a las personas con problemas de alcoholismo drogadicción, trastorno de la personalidad, señaló. “Con este plan se procura acercarse más a la comunidad, las Unidades de Atención Primaria (UNAP), se encargará de rescatar a las personas con algún trastorno y promover la prevención de las enfermedades mentales”, destacó.

Asimismo, dijo que en el caso que la UNAP no pueda resolver el problema, en La Altagracia está la Unidad de Intervención en Crisis, en el Hospital General y Especialidades Nuestra Señora de La Altagracia, mientras que si la persona no se recupera en esa unidad se referirá a un centro de rehabilitación en Santo Domingo.

De igual manera, enfatizó que actualmente trabajan para que el centro de enfermos mentales Emaús, se convierta en un lugar de rehabilitación, ya el Ministerio de Salud Pública hizo una visita y se espera que a final de año esté en funcionamiento, ahí los pacientes durarán un tiempo prudente hasta que puedan integrarse a su comunidad.

También, el plan contempla hacer hogares de pasos, para aquellas personas que no tengan familias, estos serán con capacidad para para 4 o 5 pacientes. Habrá viviendas tuteladas, que serán pequeños centros de salud mental que abarcará a más personas, explicó.

El Estado se encargará de que en las comunidades haya psicólogos y psiquiatras para que brinden asistencias a las personas con trastornos mentales. En la primera etapa se capacitarán a los médicos de las UNAP, añadió.

Síguenos en Instagram