Acuarela: Sé como el sándalo…

Acuarela: Sé como el sándalo…

Génesis Pache | [email protected]

Hace poco conversaba con una gran amiga, Pas Polanco de Almonte, y en medio de nuestra tertulia ella dijo una frase que me llamó mucho la atención. “Sé como el sándalo, que perfuma el hacha que lo hiere”.

Esa frase caló bastante en mí. Aunque en ese momento hacía referencia a una fragancia de la cual conversábamos, luego me expresó que “así mismo es el Señor”. Esto último me hizo pensar aún más profundo.

El sándalo es un árbol aromático y su esencia es tal que le lleva a dejar su perfume impregnado aun en un hacha de metal que es usada para cortarlo. El símil entre esta planta y Jesús es maravilloso.

En nuestro diario andar y con nuestros comportamientos ofendemos a Jesús, quien no sólo dio Su vida a cambio de la nuestra, sino que Se mantiene intercediendo por nosotros, como dice Romanos 8:34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aún, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

Con nuestras malas acciones, herimos a Jesucristo, así como el hacha hiere al sándalo. Y en cambio Él nos devuelve ese amor infinito. Cristo nos perfuma con la aroma fresca de Su gracia.

Si el aroma que el sándalo deja en el hacha es maravillosa, cuánto mas no será lo que Cristo deja en nuestros corazones. Pero en todo este pensar, me voy más allá, nosotros debemos ser como el sándalo. En nuestra vida debemos procurar pagar con aroma fresco a quienes nos lastiman, engañan y traicionan. Devolver bien sin importar nada.

Jesús, sabiendo lo que tendríamos que enfrentar en este mundo, nos hizo una recomendación que siempre debemos tomar en cuenta. “Bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian. Al que te hiera en una mejilla, preséntale también la otra; y al que te quite la capa, ni aun la túnica le niegues”, Lucas 6:28-29.

Nunca lo olvides “Sé como el sándalo, que perfuma el hacha que lo hiere”.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM