Acuarela: Justicia tan injusta

Acuarela: Justicia tan injusta

Génesis Pache / [email protected]

Antes creía que la justicia se encargaba de condenar a los culpables y dejaba libre a los inocentes. Esta idea se ha borrado de mi mente. La verdad es que ahora el más culpable resulta libre, y el que era inocente queda detenido y por más que vocifere su libertad nadie le cree.

Nuestros mecanismos de protección, en todos los sentidos, han quedado sin efectos o en su defecto obsoletos. Es triste ver cómo alguien puede obtener el favor de la justicia, y salir libre sin ninguna dificultad para cometer crímenes totalmente condenados por nuestra sociedad, que aún se alarma y sorprende ante hechos de sangre.

La muerte de la joven abogada en San Pedro de Macorís quedará en la memoria de muchos, por lo traumático del caso. Lo triste de esto es que si no se sienta un precedente, ella no será la última víctima.

La tragedia llega a cualquier familia, pero debe ser difícil cuando toca la nuestra. Oramos para que Dios proteja los hogares dominicanos, pero es lamentable que sigamos en manos de personas que administran justicia de forma injusta y como a ellos les plazca.

La verdad no sé si investigan bien o no los casos y los diversos hechos que con regularidad ocurren; eso me queda en duda. Pero la realidad es que las equivocaciones son muy seguidas y con ello enlutan a las familias.

Mujeres dominicanas caen casi a diario a manos de sus esposos, ex esposos o parejas sentimentales. Algunas de ellas ya se habían querellado, les habían dado órdenes de alejamiento, etcétera.

La tristeza cubre hoy la familia de esta abogada, que tal vez no imaginaba tener tan miserable final. Y en nuestros corazones persiste, y aun albergamos la esperanza, de que algún día alguien haga justicia por ella. ¿A quiénes? A sus verdugos, que en este caso fueron varios.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM