2019: Otro año marcado por indiferencia del Gobierno a viejos reclamos de Verón-Punta Cana

Verón. – El Gobierno nacional durante este año, dejó sin resolver algunas acciones que son de gran de importancia para el desarrollo de Verón-Punta Cana, que según el Banco Central de la República Dominicana aporta un 7% al Producto Interno Bruto.

Varias obras en materia de salud, medio ambiente, turismo y obras públicas, prometidas desde hace varios periodos, aun brillan por ausencia, mientras que la población continua carente de algunos servicios que son necesarios para el avance de esta zona turística.
Indudablemente, se dieron algunos pasos importantes en algunas de estas tareas que hoy en día se siguen demandando, pero que todavía falta mucho por hacer.

Una de las obras que más requiere esta zona, es el tan esperado Acueducto de Verón-Punta Cana, ya que esta infraestructura vendría a resolver el tema del tratamiento de las aguas.

En los últimos años, la demarcación turística ha experimentado un aumento significativo de la población, además de la alta demanda de agua por los complejos hoteleros.

La región Este es de las menos dotadas en el país con cursos de agua superficiales, pues los gobiernos no han desarrollado un sistema de saneamiento sanitario y tampoco se ha ejecutado la anunciada conexión de la demarcación al acueducto de Higüey, que beneficiaría en general al distrito municipal Verón-Punta Cana.

Mediante la resolución 6/2019, del 15 de mayo de 2019, el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillado (Inapa) declaró de interés público una iniciativa público-privada presentada por la sociedad comercial PCVC Acueductos & Alcantarillados, pero lo último que sabe de la obra es que faltan todavía algunos permisos por parte del Gobierno nacional.

La inversión de esta obra será asumida completamente por el sector privado. En materia de salud, el Hospital de Verón es otra de la gran deuda que tiene el Gobierno en esta zona. Este año, hizo el proceso de licitación de esta obra e incluso ya se dio el primer picazo de esta construcción, pero aún no arranca. Por el momento los terrenos de este centro de salud están en las mismas condiciones que cuando se dijo que arrancarían formalmente estos trabajos.

Asimismo, por el crecimiento demográfico de la zona, hace falta el incremento de las Unidades de Atención Primaria. Actualmente, solo está completamente operativa la de Verón, pero en Bávaro y La Ceiba funcionan a medias y con importantes carencias, sobre todo en dotación de insumos.

Sargazo-en-Punta-Cana
La regeneración de playas, prevista para este año, pasó al 2020.

Playas sin regenerarse

En el presupuesto de este año, al Ministerio de Turismo se le asignaron unos 777 millones de pesos para la regeneración de las playas a nivel nacional y en las que está incluida la de El Cortecito, Arena Gorda, Macao y Cabeza de Toro.

La erosión fruto de las altas mareas y la inconciencia del hombre, está destruyendo áreas litorales de gran significado en el Distrito Verón-Punta Cana, en comparación con lo que se ha visto en años recientes.

La arrabalización y la erosión en las playas han ocasionado también que los turistas se lastimen al impactar con piedras o resbalar en los escombros de blocks. Arena Gorda es uno de los litorales de Verón-Punta Cana donde es más notable este tipo de afectación y el mar cada vez gana más espacio de penetración en todo lo que esta área.

De este plan de regeneración lo único que sabe es lo dicho por el viceministro de Turismo, Fausto Fernández, quien informó recientemente que este ente refuerza aspectos técnicos para poder iniciar tal acción, lo que significa, que ya pasaría a ser ejecutado en el año 2020.

En las playas de Bávaro, también hace falta el establecimiento de fondeaderos que permitan que las embarcaciones se anclen en zonas que no afecten las barreras coralinas. Actualmente, no hay un control exhaustivo de esto, ni de las embarcaciones de mayor tamaño que logran llegar hasta la arena de la playa.

La arrabalización en las zonas costeras sigue dándose con mayor frecuencia y con la falta de contundencia de las autoridades, para no permitir el establecimiento de asentamientos en áreas de playa.

Medio Ambiente

La humareda del vertedero Guiri-Gui sigue sin resolverse.

En la actualidad y pese a atravesar un proceso de intervención por parte de varios entes del Gobierno, el vertedero Guiri-Gui siendo un pasivo ambiental en la zona. A más de un año de haberse iniciados trabajos técnicos de restauración de áreas, todavía la humareda continúa constituyendo el principal problema de las zonas aledañas.

La humareda también es notable en el Boulevard Turístico del Este, antes de llegar a la entrada que dirige a Guiri-Gui y a medida que se avanza en el trayecto, la visibilidad de la vía va disminuyendo hasta llegar al propio vertedero.

Además, los hoteles cercanos ubicados en la zona de Macao y parte de Machiplan, han hecho externar su queja por la intensa humareda que a cualquier hora del día afecta a sus huéspedes, que en algunas ocasiones han tenido que suspender su estadía.

A inicios de este año, se prometió la instalación de tuberías para succionar el gas que se produce desde el interior de los montones de basura. Hasta el momento esto no ha sucedido y el humo sigue en su máximo esplendor.

En materia de Medio Ambiente, también hay una deuda en cuanto a proliferación de vertederos de basura improvisados en algunas zonas de la demarcación turística, como Friusa, el Boulevard Turístico, Villa Esperanza y Cristinita. La Ley 64-00 de Medio Ambiente establece claramente las sanciones para quienes incurran en fomentar áreas no destinadas para arrojar desechos.

Asimismo, los ruidos siguen sin control en la zona, pues algunos establecimientos nocturnos no tienen piedad con los decibeles de los sonidos que generan. Los habitantes de las distintas comunidades continúan quejándose.

Vialidad y seguridad

Las vías requieren de mayor atención.

El Boulevard Turístico del Este requiere un mantenimiento, pues pese a que es una obra relativamente nueva, hay unos tramos que tienen hoyos y que ponen en riesgo la vida de quienes transitan por esta arteria vial.

Además, las avenidas del Distrito Turístico requieren un plan de asfaltado exhaustivo, ya que cuentan con varios hoyos. Las vías de la zona son de suma importancia porque por ellas transitan tanto ciudadanos locales como turistas, que se percatan del mal estado del pavimento.

En la zona, tampoco existe la presencia del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant). Desde hace más de un año se prometió una oficina que funcionaría en Bávaro, pero hasta el momento eso no ha ocurrido.

En el ámbito de seguridad, organismo como el Dicrim requieren de la dotación de vehículos para el cumplimiento de sus funciones, así como de equipos necesarios para el levantamiento de algún suceso. Actualmente hay solo dos oficinas de este ente: una en Verón y otra en Friusa.

Igualmente, la zona de Uvero Alto requiere de un destacamento policial que custodie esa área, que pese a que no es habitada por locales, es transitada por turistas que se hospedan en los hoteles ubicados allí.

La construcción de un nuevo destacamento de Verón es otra deuda de la Policía Nacional, aunque esta es una obra que está contemplada en el Presupuesto General del Estado para el año 2020.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM