160 PALABRAS / Ladrón Honesto

Ramón Zorrilla.

RAMÓN ZORRILLA

De estas tres palabras hay dos que no podrían juntarse en la misma oración: ladrón y honesto. Hay uno que podría llamarse ladrón y que, además de honesto, es de buena fe. Nos referimos al lector.

¿Por qué el lector es un ladrón?  Porque escribir un libro es una labor de muchos años de lectura y de investigación y un lector se apropia de todo ese esfuerzo en pocos días, y en muchos casos en pocas horas.

Por eso el precio de los libros es simbólico, ninguna cantidad de dinero que se pague puede resarcir el sacrificio hecho para escribirlo.

Tan importante es el libro que Federico García Lorca dijo: “No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro”.

Ya que “La biblioteca destinada a la educación universal es más poderosa que nuestros ejércitos”(JSM).

Síguenos en Instagram