Eduardo Gallardo especialista en protección infantil; Rosa Elcarte, representante de Unicef República Dominicana; Nelson Medina, oficial de Monitoreo y Evaluación, y Lissette Núñez, oficial de educación.

Unicef llama la atención sobre cantidad de bebés muertos al nacer en el país

María Herrera / [email protected]

LA ROMANA. El Fondo de las Naciones Unidas para Infancia (Unicef) presentó el pasado martes su principal informe anual donde describe el panorama desolador que les espera a los niños y niñas más pobres del mundo, si los gobiernos, donantes, empresas y organizaciones internacionales no aceleran los esfuerzos para solucionar sus necesidades.

Según el informe realizado en Santo Domingo, con datos oficiales de la encueta Enhogar MICS-214(Unicef-ONE), en el mundo, un total de 69 millones de niños menores de cinco años morirán, debido a causas que en su mayoría se pueden evitar; 167 millones de niños vivirán en la pobreza y 750 millones de mujeres se habrán casado, siendo aún niñas en el 2030, a menos que el mundo concentre sus esfuerzos en la situación de los niños más desfavorecidos.

Rosa Elcarte, representante de Unicef en el país, afirmó “República Dominicana está dando importantes pasos para reducir las inequidades de niños y niñas. Sin embargo, aún existen muchos desafíos para ofrecerles a todos una oportunidad justa. Son los más pobres los que acumulan mayor mortalidad, mayor abandono escolar, menor registro de nacimiento, mayor embarazo adolecente y mayor número de uniones tempranas

El informe indica que la tasa de mortalidad neonatal en República Dominicana es de 25 por cada 1,000 recién nacidos vivos. Es casi la más alta de América Latina, solo Haití y Guyana la superan. Cada día mueren 13 bebés antes de tener 28 días de nacidos por causas que en el 80% son evitables.