TURISMO Y SOCIEDAD / Los ADR como nuevo paradigma de justicia

Rafael Barón Duluc.

Rafael Barón Duluc / [email protected]

La cultura de resolución de conflictos en República Dominicana ha sido, hasta la fecha, básicamente litigante. La forma y el funcionamiento de la justicia, la manera de pensar del ciudadano y de los abogados, siguen anclados en el siglo XIX, donde todo conflicto se resuelve en los tribunales, desconociendo que en los países más desarrollados existen diferentes alternativas de solucionar las diferencias sin, necesariamente, tener que llegar al litigio.
Frente a la concepción tradicional y limitada de que la solución de los conflictos se resuelven de manera adversarial en los tribunales, existe la tendencia moderna de que si bien es cierto que la vía jurisdiccional es uno de los medios de solucionar los diferendos, este no es el único medio, pues existen los llamados Métodos Alternativos de Solución de Conflictos (MASC) o ADR (Alternative Dispute Resolution) que propugnan por la solución de los conflictos fuera de los Tribunales.
La conferencia “Pound” del 1976 o Conferencia Nacional Sobre las Causas de Insatisfacción del Pueblo con la Administración de Justicia (National Conference on the Causes of Popular Dissatisfaction with the Administration of Justice) del profesor Frank Sander, que se celebró en el campus de St. Paul, Minnesota, EE.UU. del 7 al 9 de abril de 1976 es referenciada como el inicio del cambio, en Estados Unidos y en el mundo jurídico en general, en cuanto a la visión de las distintas formas de solución de los conflictos.
En esta conferencia, Frank Sander, profesor emérito del Programa de Negociación de Harvard, ofreció la idea de que se ha de posibilitar la forma de resolución más adecuada al conflicto, señalando que en un mundo ideal, el conflicto entraría en los tribunales y un experto lo derivaría a la forma de solución más adecuada, que estaría representada por una puerta.
Surgió así el concepto de Multidoor Courthouse o Tribunal de Multipuertas, en la que cada puerta sería una forma de resolución, tal como la mediación, conciliación, jurisdicción, negociación, arbitraje, o alguna combinación de éstos, que mejor se adapte a sus propias expectativas o necesidades.
Gracias en gran parte al trabajo de Frank Sander, y su posterior impulso, los ADR, como la mediación y negociación, se han convertido en estándar de las ofertas de cursos en Harvard y casi en todas las escuelas en los Estados Unidos. Junto con otros, como el profesor Roger Fisher y el Profesor Howard Raiffa, Sander fue el responsable de sentar las bases intelectuales que dieron origen a esta totalmente nueva sub-disciplina de la ley, que ha crecido enormemente durante los últimos 40 años.
En nuestro país hemos incorporado la Ley 489-08 sobre Arbitraje Comercial la cual al ser una ley moderna, innovadora y acorde a los lineamientos internacionales que regulan esta materia, además del gran trabajo de difusión y promoción de las Cámaras de Comercio y Producción de Santo Domingo y de Santiago, ha dado como resultado que se hayan incrementado los casos donde las partes acuden al Arbitraje en vez de la vía jurisdiccional. No ha ocurrido así con otros métodos igual o quizás más beneficiosos para las partes como los es por ejemplo, La Mediación, la cual debe ser nuestra próxima tarea.