Gilder dice que se siente bastante a gusto con el conjunto
Gilder dice que se siente bastante a gusto con el conjunto.

Trey Gilder tiene los números para ser el más valioso con los Cañeros del Este

LA ROMANA. Luego de recopilar números de jugador más valioso en la Liga de Baloncesto de Venezuela, Trey Gilder, mantiene ese mismo ritmo de Sudamérica al Caribe, específicamente a la República Dominicana, donde fue parte de los protagonistas que hicieron que los Cañeros del Este se llevaran el liderato del Circuito Sureste en la LNB. Gilder, un veterano de la Liga de Desarrollo de la NBA, ha jugado un baloncesto alegre, típico en las ligas caribeñas, donde en tan poco tiempo se ha llevado el respeto del público.

En esta liga se ha convertido en un fuerte candidato al jugador más valioso, pese a no iniciar la temporada. Este jugador se incorporó al equipo cuando poseía récord de 1-5, y estaba empatado en la última posición del circuito junto con los Soles. A su incorporación y el de otras piezas importantes, dicho récord cambió a 10-4, siendo él una de las principales piezas ofensivas del equipo en esa buena racha.

En ese trayecto fue electo tres veces de manera seguida como el jugador más destacado de las semanas, desde el 19 de junio al 10 de julio, donde tuvo destacadas actuaciones. Su promedio en la vuelta regular fue de 23.8 puntos, con 7 rebotes y 2.6 asistencias.

Tiene como principal rival por este mérito a Gerardo Suero, de los Indios de San Francisco de Macorís. Ambos se perfilan como los dos principales candidatos al premio jugador más valioso de la temporada 2017. George “Trey” Gilder III, como es su nombre completo, se siente bastante a gusto con el conjunto, y tiene como único objetivo conseguir la corona con los Cañeros, por encima de los logros personales.

“Me siento muy bien; nuestro objetivo es ganar, alcanzar el título de la Liga para este equipo”, expresa Gilder. Se encuentra sorprendido con la unión y química que hay en los Cañeros, donde dice que es como una familia, ya que todos son buenos amigos sin ningún tipo de división.

Con respecto a las diferencias en cuanto a la forma de jugar entre Venezuela y República Dominicana, asegura que son ligas similares con mucha competitividad. “Son ligas donde el fanático es muy alegre y siempre está metido de lleno en el juego; eso empuja al jugador a dar lo mejor de sí. En pocas palabras, aportar al equipo”, añade.

Gilder tiene una cara conocida en el equipo, Orlando Sánchez, con quien ha participado en varias ligas. “Mi mejor amigo en el equipo es Orlando, ya que fuimos compañeros de equipo en Venezuela y en la Liga de Desarrollo de la NBA” explica. Se encuentra tan a gusto con el equipo, que hasta se plantea volver con el conjunto para una próxima temporada, en caso de ser necesario.

Por Edgar Moreta  / [email protected]