Parada de motoconcho La Milagrosa

Transportistas de Higüey aseguran nueva Ley de Tránsito afectará sus operaciones

Julio González 

HIGÜEY. La nueva Ley 63-17 de  Movilidad, Transporte Terrestre,  Tránsito  y  Seguridad  Vial,  prohíbe a los motociclistas abordar  personas menores de ocho años, y  obliga a que !os ocupantes lleven  puesto su casco protector y chale­co reflector, y no podrán transportarse más de dos personas, inclu­yendo al conductor.

Aunque esta ley contempla sanciones más severas para o sin fac­tores de las normativas que regu­lan el tránsito en sentido general,  el sector motoconchista siente que  serán los más perjudicados, ya que  consideran no podrán cumplir con  las regias exigidas.

Esta legislación también con­  templa que los ayuntamientos  crearán el registro municipal de  motocicletas destinadas al transporte de personas, así como la cla­sificación del tipo de motocicleta  según su uso y cilindraje. Para  este registro será necesaria: pla­ca, matrícula original y seguro, el  cual debe estar vigente, así como  documento ilegal que demuestre el  derecho al uso de la motocicleta.

El presidente de ia Asociación de  Motoconchos del Higüeyano(Aso­mahi), Julio César Sánchez, ex­presó que la implementación de la  nueva Leyde Tránsi toles afectará  considerablemente, porque algu­nas personas se pondrán el casco  protector, pero estima que el  90%  no lo hará.

En cuanto a la reducción de los  pasajeros, estimó que no le afecta­  ría tanto. Actualmente, esta aso­ciación tiene 20 miembros activos.

Por otro lado, Ruddy Santana,  quien lleva más de 10 años desem­peñándose en el oficio del concho  en motor, expresó que “esa ley no  nos favorece en ningún sentido. Es  incómodo el casco para los clien­tes; nosotros sí los usamos siempre,  pero el  sustento nuestro se verá  perjudicado en más de un 50%”.

Rutas urbanas

La recién promulgada ley de regu­  lación del tránsito crea ei Instituto  de Tránsito Terrestre (lntrant), y  agrupa todas las instituciones que  regulan ei transporte. También,  establece que los vehículos de  transporte inter urbano o público  no podrán subir más del número  de pasajeros queles permita ia ma­  trícula, ygarantiza la calidad en ei  funcionamientode los vehículos.

Ei chofer de ia ruta urbana “Ce­rro-CURE”, Cerapio Cordones (El  Mayor), señaló que “si van a con­trolar las guaguas de! transporte  público que están en malas condi­  ciones, ei Gobierno debe inter ve­  nir en darnos una oportunidad de  una exoneración, para que  cambiemos las guaguas que están en mal  estado. Así se podría aplicar la ley  de las guagüitas malas”.

Más sobre la Ley

De acuerdo al artículo 300 de esta  ley, !as transgresiones se dividen  en: infracciones leves, que son  aquellas que se castigan de tres  días a un mes de prisión, y multas  de un salario mínimo del sector  público centralizado. Las infracciones menos graves se sancionan  de un mes a tres meses de prisión,  y multa de cinco a cincuenta sala­rios mínimos, y las graves de tres  meses a tres años de prisión y mul­ta de cinco a cincuenta salarios  mínimos.

En caso, de daño físico o lesión  permanente, la sanción será de  tres meses a un año de prisión y  una multa de cinco a diez salarios  mínimosdel sector público centralizado. Además, si se produce la  muerte involuntaria de una persona, la pena será de un año a tres  años de prisión, y una multa de  diez a cincuenta salarios mínimos  de! sector público centralizado.

También, el artículo 215 instituye  que  el  Intrant  otorgará a cada conductor una cantidad de  puntos, para conducir de manera  segura, que serán regulados por  los reglamentos, y que los conductores irán perdiendo en la medida  que tenga un accidente o cometan  una infracción, luego podrían  suspender o cancelarle la licencia  de conducir.

Con relación a las vías públicas,  el artículo 219 dice que toda  persona que sea encontrada situada  en calzada de rodaje de una vía  pública, sea para tomar vehículo,  parquearse, hacer distribución de  propaganda  u otra ocupación, se­rán sancionados con una multa de  un salario mínimo del sector pú­blico centralizado.

Distracción con celulares

El artículo 221 aplica una san­  ción de uno a tres salarios míni­  mos del sector público que rija al  momento de efectuar la medida, y  la reducción de punto de la licen­  cia, en la escala que determine el  reglamento de aplicación, para  aquellas personas que se distra i­  gan con el uso de teléfonos celula ­  res u otro aparato electrónico al  conducir.

De igual forma, quienes conduz­  can temerariamente, es decir que  maneje con imprudencia y ponien­do en peligro la seguridad de otras  personas, según el artículo 220,  recibirán una multa que corres­ponde de dos a cinco salarios nimos, independiente de las sanciones penales y restrictiva que se  establezcan.