Tercer episodio: Golden State–Cleveland la gran final en la NBA

Alberto Arismendy.

VERÓN. Todo quedó definido para que el próximo jueves se enfrenten por tercera vez consecutiva los grandes favoritos en la NBA desde el inicio de la temporada, los Warriors de Golden State y los Cleveland Cavalier, quienes no defraudaron a sus fanáticos.

Las finales de conferencia del Este como del Oeste, pasarán a la historia de la NBA como unas donde se rompieron más record en lo personal de algunos jugadores como de ambos conjuntos y dejan todo preparado para una gran batalla en lo deportivo en el tabloncillo.

LeBron James sumó 35 puntos en juegos de semi finales y rebasó a Michael Jordan como el máximo anotador en la historia de la NBA, para que los Cleveland Cavaliers apabullaran el pasado jueves a los Celtics de Boston y sellaran su pasaje para una tercera final consecutiva ante Los Guerreros de Golden State. James disputará su séptima final consecutiva.

Tras imponerse por 4-1 en esta final del Este, los Cavalier tienen una foja de 12-1 en la actual postemporada. Ahora, deberán prepararse para chocar con los Warriors, invictos en estos playoffs y a quienes derrotaron en la final del año pasado para conquistar el primer campeonato en su historia.

Mientras que los Golden State Warriors sumaron su tercera barrida en la postemporada, esta vez ante los Spurs de San Antonio, para acceder por tercera campaña corrida a las Finales de la NBA y se convierten en la primera franquicia de la Conferencia Oeste, aparte de los Lakers, en llegar a tres finales consecutivas y parten como grandes favoritos.

Son 12 victorias consecutivas para los californianos en los playoffs y así superaron las 11 que obtuvieron los Lakers de Los Ángeles en las postemporadas del año 1989 y 2001. El ritmo arrollador de los Warriors es tal que, en sus últimos 28 partidos, tomando en cuenta la ronda regular, tienen un registro de 27-1, incluyendo 13 triunfos en fila.