Suspenden jueces que variaron prisión a “Quirinito”

Punta Cana. El Consejo del Poder Judicial suspendió de sus funciones a los jueces de la Ejecución de la Pena, Willy de Jesus Nuñez Mejía, de San Cristóbal,  y Aleyda del Carmen Jimenez Acosta, de San Francisco de Macoris, por variar la medida de prisión en la cárcel a prisión domiciliaria a favor Pedro Alejandro Castillo Paniagua “Quirinito”, condenado a 30 años de reclusión por asesinato.

La medida fue tomada esta tarde luego de un juicio disciplinario  y revelada a El Tiempo por una fuente de entero crédito.

“Quirinito” hizo unos amarres para hacerse el enfermo y lograr que médico legista certificara su fallecimiento, según informe de la Procuraduría General de la República. Ahora se desconoce su paradero.

A través de un comunicado, la Procuraduría dijo que activó su búsqueda y a solicitar a los organismos de inteligencia del país, así como a la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL), una orden de captura nacional e internacional, respectivamente, contra Castillo Paniagua.

El organismo también expresó que suspendió al médico legista Orlando Herrera Robles, quien el pasado 5 de julio emitió el certificado ficticio en base al cual se expidió el acta de defunción No. 00239, Folio 0039, con fecha de registro del 6 de julio del presente año, que declara la defunción del hoy prófugo por la causa de fallo cardíaco debido a infarto agudo al miocardio por carcinoma epidermoide en la base de la lengua, resaltando que “con esta medida no se descarta que el galeno actuante sea procesado judicialmente al concluir la investigación”.

La Procuraduría indicó que al momento de su supuesta muerte “Quirinito” se encontraba “cumpliendo prisión domiciliaria en el municipio de San Francisco de Macorís, por disposición de la juez de Ejecución de la Pena de esa demarcación, Aleida Jiménez Acosta, quien a tales fines, el 26 de mayo del presente año emitió la sentencia número 136-01-2017-SSEN-00064”.

Dijo además que “esta decisión judicial cambió el régimen de cumplimento de la condena a 30 años por homicidio de Castillo Paniagua y fue la disposición de la jueza Aleida Jiménez Acosta que ordenó sacarlo del Centro de Corrección y Rehabilitación Vista al Valle para recluirlo en una vivienda situada en el residencial Bety Marie, del sector Paseo de los Ríos, en el municipio cabecera de la provincia Duarte”.

Durante  la investigación se han interrogado a más de 12 personas y han realizado numerosas visitas y descensos.

Uno de los interrogados fue el padre de Castillo Paniagua, el señor Rafael Castillo Ramírez, quien al ser cuestionado informó a las autoridades “que su hijo no está muerto porque de haber fallecido le hubiesen entregado el cadáver”.

De igual manera, dijo que fue interrogada la esposa de “Quirinito”, Jennifer Esthefani Domínguez de Castillo, quien declaró “que su esposo murió en su residencia, en horas de la mañana del pasado 5 de julio del presente año, y que no estaba en disposición de decirle a las autoridades quién se llevó el cadáver ni dónde está enterrado”.