Sociedad civil de Higüey respalda luchas sociales contra la corrupción

Odebrecht, Sung Land, Punta Catalina, Caso Félix Bautista, Barry Gold, Súper Tucano, en ningunos de estos casos no ha visto condena.

Julio González / [email protected]

HIGÜEY. A propósito de que algunas organizaciones sociales del país se han manifestado en los últimos días en torno a casos de corrupción, que ocuparon la atención de la opinión pública nacional, diversos sectores de la sociedad civil de esta ciudad expresaron su preocupación, y dijeron que respaldan acciones contundentes que contribuyan a la lucha contra la impunidad y se haga justicia. Y es que, el caso que prendió las alarmas en la República Dominicana y encendió la manifestación popular, fue el supuesto pago de 92 millones de dólares por parte de la empresa brasileña Odebrecht, en sobornos para acceder a contratos de obras de infraestructura, en la que se han visto involucrados ex funcionarios del Gobierno.

El pasado domingo 22 de enero, las organizaciones sociales tomaron varias avenidas de la capital dominicana, de manera pacífica, llegando hasta las inmediaciones del Palacio Nacional, donde ciudadanos con vestimenta de color verde exigían se haga justicia ante muchos casos de corrupción, y se castigue contundentemente a los responsables de estos hechos.

Actualmente, la Procuraduría General de la República continúa interrogando a exfuncionarios dentro de la investigación sobre los sobornos por valor de 92 millones de dólares que la empresa Odebrecht pagó en el país, para acceder a contratos millonarios a lo largo de casi dos décadas. Esta mala práctica supuestamente involucra de manera directa a funcionarios del actual Gobierno y de la gestión del ex presidente Hipólito Mejía, durante el periodo 2000-2004.

El abogado higüeyano Jorge Luís Amador Castillo expresó que la manifestación del domingo 22 de enero refleja el ejercicio democrático de la sociedad dominicana, y que a su juicio tenía años que no sucedía en el país, como consecuencia de la crisis institucional que en la actualidad atraviesan ciertos estamentos del Estado. “Ese tipo de ejercicio democrático es prudente y factible que la población lo haga, porque la corrupción le quita la oportunidad a muchos niños de vivir con una nutrición adecuada; impide que muchos dominicanos tengan acceso al estudio con una educación de calidad, y toca la fibra más íntima de la clase más desposeída, creando un clima de inestabilidad social”, sostuvo Amador Castillo.

Para el jurista, la lucha contra la impunidad ante muchos casos de corrupción debe iniciar por el fortalecimiento de las instituciones, y que cada quien cumpla con su rol, estableciendo parámetros definitivos al momento de elegir a las personas que desempeñarán los cargos públicos de acuerdo al criterio de la experiencia, la capacidad y habilidades en el accionar de las funciones a ejercer.

En este sentido, el regidor de la Cámara Municipal de Higüey perteneciente al Bloque Institucional Socialdemócrata (BIS), Ismael Tavárez, sostuvo que el pueblo dominicano está cada vez más ejerciendo sus derechos, lo cual es altamente positivo puesto que la sociedad se empodera de las distintas situaciones que vive el país.

“Indiscutiblemente que no nada más los voceros ni las personas de buena voluntad van a provocar los cambios necesarios en esta sociedad; el pueblo tiene que participar de las cosas, para que puedan cambiar. Luce que hay un despertar y veremos en los próximos días qué puede pasar, porque además esto es una señal de que el Gobierno debe visualizar con detenimiento, escuchando la expresión de la gente, que muchos incluso sin formación académica reflejaron su sentir”, subrayó.

Tavárez confía en que está surgiendo un movimiento importante en la República Dominicana en aras de institucionalizar el país, lo que da significativas señales de que la sociedad demanda mayor efectividad y equidad en la justicia. “Aquel que cometa un error, por cualquier circunstancia que sea, tiene que pagar por sus penas y que no se trate de aliviarle tanto la situación, llevando a la nación a un Estado de que nada es nada, y todo es todo, porque al llegar a ese punto lo que estamos haciendo es supervivir sujeto a descalificaciones”, aseguró.

El regidor ve a la impunidad en la provincia La Altagracia igual a que la sociedad dominicana en general, donde cada quien actúa a su conveniencia sin ningún tipo de control, mientras en las comunidades se sigue padeciendo de muchas necesidades. Del mismo modo, recomendó a la ciudadanía seguir impulsando los cambios que se tengan que ejecutar; empoderarse de los asuntos de carácter público y el liderazgo nacional, y comenzar a reflexionar a los fines de evitar una convulsión social que en un momento determinado genere graves consecuencias. Sociedad civil de Higüey respalda luchas sociales contra la impunidad Ismael Tavárez, regidor municipal de Higüey,

El presidente de la Cámara de Comercio y Producción de la Provincia La Altagracia, José Raúl Corporán. El vocero del Frente Amplio de Lucha Popular (Falpo) y miembro del Movimiento Popular Dominicano, Eusebio Polanco. Nuevas perspectivas El vocero del Frente Amplio de Lucha Popular (Falpo) y miembro del Movimiento Popular Dominicano (MPD), Eusebio Polanco, señaló que la ciudadanía ha asumido una nueva perspectiva de involucrarse en las acciones públicas, a través de grandes manifestaciones como las realizadas el pasado 22 de enero en Santo Domingo, lo cual indica que la población ya no está siendo tan pasiva.

“Hoy vemos que los que participaron en esa marcha han cambiado su visión de lo que es ser habitante a ser ciudadano, que es el que se empodera de los problemas, las comunidades, su pueblo y país. Ha sido una marcha histórica y así seguirá permaneciendo durante mucho tiempo en la vida del dominicano, dejando un mensaje no sólo a los gobernantes sino al pueblo en sentido general, por la forma de expresión contundente que allí quedó marcada”, explicó.

Polanco aseguró que el pueblo se unió y llevó en una sola voz el mensaje de la no impunidad, y ratifica la conciencia colectiva de que la corrupción le roba la garantía de bienestar social a los ciudadanos. Dijo que la sociedad civil debe continuar la lucha porque, a su juicio, se vive clima de incertidumbre y descredito hacia la institucionalidad, ratificándose en la carencia de justicia que cada vez más se demanda.

Asimismo, destacó que en la provincia La Altagracia existen innumerables obras que denunciar como la construcción del Acueducto de Higüey y la cantidad de dinero desembolsado a la empresa contratista, lo cual debe ser investigado por parte de los legisladores y por nuevos liderazgos que están surgiendo para minimizar a los ya existentes durante muchísimos años.

De su lado, el presidente de la Cámara de Comercio y Producción de la Provincia La Altagracia, José Raúl Corporán, aseveró que desde el sector empresarial siempre ha existido gran preocupación con los temas vinculados a la corrupción y la impunidad, tanto en el país como en toda Latinoamérica. Resaltó que el gremio comercial aporta significativos esfuerzos a la economía dominicana, y por tanto se han interesado en que la justicia actúe de manera enérgica en contra de las personas que incurrieron en delitos de corrupción.

“Estos ciudadanos, al transgredir la ley y desvían el presupuesto de la nación, impiden que se invierta ese dinero en obras sociales y de desarrollo que amerita nuestro país”, enfatizó Corporán. Puntualizó que deben fortalecerse los mecanismos judiciales para que se aplique la legislación correctamente porque, de acuerdo a su criterio, el sistema de justicia no ha respondido de forma eficiente como lo demanda la población, y por ende los ciudadanos recurren a la protesta.