Siguen pifias de Dominicana en Serie del Caribe

mlb.com

CULIACÁN — Diez derrotas y contando. Lo que era impensable para equipos dominicanos en Series del Caribe hace poco tiempo se ha convertido en una realidad.

Los Tigres del Licey, el club más ganador en la historia del torneo con 10 campeonatos y representando el país más exitoso con 19 coronas, terminó la edición del 2017 con 0-4 al perder por 4-3 ante las Aguilas del Zulia (Venezuela) el domingo.

Equipos dominicanos no ganan un partido en una Serie del Caribe desde el 5 de febrero del 2015 en Puerto Rico, cuando los Gigantes del Cibao vencieron a los Tomateros de Culiacán en el Estadio Hiram Bithorn.

Durante la rueda de prensa luego de la derrota, el manager de los Tigres, Audo Vicente, abarcó el tema de la falta de jugadores de cartel hoy en día en escuadras quisqueyanas en Clásicos Caribeños, un problema que jamás afectaba a equipos dominicanos hasta hace unos pocos años.

“Lamentablemente ellos tienen compromisos con otros equipos, sean en los Estados Unidos, el Oriente e incluso México”, dijo Vicente, campeón de la Liga Dominicana con tres equipos diferentes, pero sin un cetro de la Serie del Caribe hasta ahora. “No es culpa de nosotros, sino que el jugador va con un permiso para participar en la Liga Dominicana y no podemos hacer más que solicitar una extensión de ese permiso. Creo que se nos acaban los recursos cuando ellos dicen que no”.

En esta edición del Clásico Caribeño, la representación dominicana terminó con el peor promedio de bateo colectivo (.203) y la menor cantidad de carreras anotadas (7) entre los cinco participantes durante la fase regular. Por otro lado, los brazos “felinos” produjeron el promedio de carreras limpias más exagerado (5.03) y el peor WHIP (bases por bolas más hits por inning lanzado) con 1.47.

En el caso de los Tigres, figuras como Juan Francisco, Yamaico Navarro y Emilio Bonifacio hicieron bastante falta a la ofensiva al no acompañar al equipo en Culiacán, mientras que el as del Licey, César Valdez, no puso el tono positivo que quería en el primer compromiso de los “azules” al permitir seis hits y tres carreras en 4.1 entradas ante Granma (Cuba) en su única salida.

Ante los cuestionamientos de la prensa acerca del estado de la pelota dominicana, Vicente defendió el nivel de su país, recordando que por los tantos millones asegurados de parte de los estelares y las exigencias que les ponen sus equipos de Grandes Ligas, el panorama se ha vuelto complicado en cuanto a la Serie del Caribe se refiere.

“Nuestro béisbol es un gran béisbol a nivel de Latinoamérica”, expresó. “El núcleo de jugadores es bueno. Nosotros quisiéramos ver a un Edwin Encarnación, a un José Bautista, pero lamentablemente para nosotros y afortunadamente para ellos, ya han conseguido sus contratos multianuales de muchos millones de dólares”.