Separación del Reino Unido de la UE hunde los mercados y abre un futuro incierto

Fuente Externa / [email protected]

REINO UNIDO. El voto favorable a la salida del Reino Unido de la Unión Europea arrastró el pasado viernes las bolsas asiáticas y europeas, a la vez que hundió la libra esterlina a su nivel más bajo en 30 años. El petróleo también volvió a caer, mientras los inversionistas impulsaban al alza el precio del oro y la deuda soberana.

El resultado de la votación se convirtió también en una paliza histórica para los inversionistas, que habían hecho todas sus apuestas a que el Reino Unido elegiría seguir siendo parte de la UE.

El apoyo a la salida de la UE sumó más de 17,4 millones de votos, 51,9% del total, frente a los 16,1 millones, 48,1%, de quienes defendían la permanencia del país en el bloque. El primer ministro David Cameron anunció en la mañana del viernes que presentará su renuncia.

El sorpresivo voto británico llevó a una rápida depreciación de la libra de casi 11% en la mañana del pasado viernes, para cotizarse a US$1.3228, aunque en medio de fuertes oscilaciones, luego se recuperó levemente a US$1.305. Los analistas ven un potencial para mayores descensos en la divisa.

En el comienzo de las operaciones en Nueva York, el Promedio Industrial Dow Jones arrancó con una baja de 495 puntos, o 2,7%, el índice compuesto del Nasdaq con pérdidas de 3,6% y el S&P 500 con 2,5%, aunque su caída llegó a casi 3,8%. Al final de la primera hora de negocios, el Dow Jones y el S&P 500 se movían en una franja negativa de 2% y el Nasdaq en el rango de 2,5%. Los analistas indican que todas estas bajas son un reflejo de la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Pocos minutos después del cierre de las urnas, cuando la victoria del ‘Leave’ aún no estaba confirmada, la libra tocó un máximo de seis meses frente al dólar, a US$1,50 por unidad, pero ese alza se convirtió enseguida en derrumbe al conocerse las noticias que apuntaban a la victoria de los partidarios de salir de la UE.

Por su parte, los mercados de valores europeos y de Japón arrancaron con algunas de las peores caídas en años, y la deuda soberana rompía récords de rendimiento conforme los mercados se preparan para un incierto futuro político y económico en la zona euro.

La volatilidad se hizo sentir también en el mercado del petróleo, donde el Brent, la referencia global del crudo osciló entre alzas y bajas en torno a 4 y 5%, para el viernes situarse en US$ 49.28 el barril, o 4,5% por debajo del cierre del jueves. El precio de referencia para EE.UU. sentía el mismo efecto, con precio de US$ 47.96, o 4,33% menos que el cierre del jueves.

El oro, en cambio, se mantenía en la tendencia alcista que tomó al conocerse los resultados de la votación, con un repunte que al mediodía del viernes en Nueva York se situaba en el rango de 4,5%.