Sargento sostenía relaciones sexuales cuando fue asesinado por delincuentes

Juan Bautista Rodríguez

Higüey. Unos delincuentes interrumpieron el momento íntimo de un sargento mayor de la Policía Nacional cuando sostenía relaciones sexuales con una supuesta prostituta y aprovecharon parar herirlo de un balazo con la intención de quitarle su arma de reglamento, situación a la que él también respondió, en un hecho ocurrió en la carretera de Anamuya, el pasado sábado.

Según la Policía Nacional, el sargento fue identificado como Francisco Ozuna Vásquez, de 28 años, quien murió más tarde cuando recibía atenciones médicas en un centro de salud de esta ciudad.  Mientras que el delincuente asesinado por Ozuna Vásquez, que  no ha sido identificado por las autoridades, murió más tarde en el Río Duey.

Según la Policía, el sargento estaba en romance con una trabajadora sexual conocida como “Angelita” cuando fue sorprendido por los delincuentes.  Recibió un disparo en la región emisora con orificio de entrada y salida. Fue llevado con vida a un centro de salud, donde más tarde se confirmó su muerte.

Ambos cadáveres fueron enviados al Instituto de Patología Forense de San Pedro de Macorís.

El sargento herido mortalmente fue identificado trabajaba como seguridad de la magistrada procuradora fiscal de la ciudad de la Romana, Reyna Deyanira.

La Policía Nacional ha detenido a más de 10 personas para fines de investigación para dar con el paradero del otro “amigo de lo ajeno”.