SALUD Y VIDA / El miedo a conducir o amaxofobia

Emilio Jiménez.
Emilio Jiménez.

Emilio Jiménez / [email protected]

Es la fobia o miedo a conducir un vehículo; puede desarrollarse como consecuencia de verse involucrado en un accidente o que alguno de los familiares haya sufrido un accidente de tráfico.

La persona que sufre amaxofobia, vive un cúmulo de sensaciones negativas que hace que conduzca en tensión y con miedo, si es que consigue conducir. Las sensaciones que experimentan son ansiedad, sudores fríos, taquicardias, hiperventilación, ideas catastrofistas y sensación de salir corriendo… pero, es de recibo decir, que si experimentas este tipo de sensaciones, debes saber que la amaxofobia, es un trastorno que se puede superar.

Sus síntomas y el origen de la misma, pueden diferir de una persona a otra, pero el desencadenante que da comienzo al trastorno, es una crisis de ansiedad aguda durante la conducción, o bien ser víctima de un accidente de tráfico. Esta crisis, provoca que tengamos miedo a que nos vuelva a ocurrir, y por evitación se produce el rechazo a volver a conducir.

Quizás la causa más conocida, es como secuelas psicológicas de un accidente de tráfico sufrido en primera persona o bien alguien de tu entorno; problemas psicológicos anteriores, por estrés laboral, un despido, un caso de acoso laboral o una ruptura matrimonial, pueden desembocar en ataques de ansiedad al volante y por la tanto, el rechazo a revivir esa experiencia, hace que podamos abandonar de forma progresiva la conducción y por lo tanto experimentemos miedo a conducir.