SALUD Y VIDA / Ataxia

Emilio Jiménez.
Emilio Jiménez.

Emilio Jiménez / [email protected]

Ataxia es un término griego que significa “desorden”. Nos referimos a la ataxia como un signo clínico caracterizado por la descoordinación del movimiento: falta de estabilidad en la marcha; torpeza o debilidad en las extremidades superiores, inferiores, cuerpo o movimientos oculares, etc. como consecuencia de una afectación del Sistema Nervioso Central (SNC).

En líneas generales, la ataxia suele ser secundaria a una afectación del cerebelo o de sus vías nerviosas eferentes o aferentes, aunque otras estructuras cerebrales podrían ocasionar esta sintomatología.

 Síntomas de la ataxia

Aunque las características principales de la ataxia son la descoordinación de las extremidades y de los movimientos sacádicos de los ojos, se pueden presentar otros tipos de síntomas son problemas del habla, dificultades en la percepción, disfagia –problemas para tragar–, dificultades en la marcha, con tendencia a abrir las piernas, pérdida total de la capacidad de andar.

 Ataxia y Apraxia: no son lo mismo

La apraxia se define como una alteración en la ejecución de determinados movimientos aprendidos en respuesta a una orden y fuera del contexto que no es atribuible a afectaciones sensoriales o motoras, falta de coordinación o déficits atencionales.

La ataxia, en cambio, es un déficit motor de coordinación como tal. Aunque un paciente no pueda ejecutar la acción requerida ante una orden, será debido a la incapacidad motora. Así pues, en estos casos la evaluación neurológica será obligatoria si observamos signos incompatibles con la apraxia.