SALUD Y VIDA Delirium tremens

Emilio Jiménez /

Emilio Jiménez.

[email protected]

Se denomina delirium tremens (o delírium trémens, según el Diccionario panhispánico de dudas de la RAE) —locución en latín que significa “delirio tembloroso”— al síndrome de abstinencia del alcohol; propiamente se trata de la tercera fase, la más aguda, de este síndrome.
El delirium tremens se puede presentar cuando usted deja de beber después de un período de consumo excesivo de alcohol, especialmente si no ingiere suficiente alimento.
El delirium tremens también puede ser causado por un traumatismo craneal, infección o enfermedad en personas con antecedentes de alto consumo de alcohol.
Se presenta más frecuentemente en las personas que tienen antecedentes de abstinencia alcohólica. Es especialmente común en personas cuyo consumo es de 4 a 5 pintas (1.8 a 2.4 litros) de vino, de 7 a 8 pintas (3.3 a 3.8 litros) de cerveza, o una pinta (medio litro) de licor “fuerte” todos los días, durante varios meses. El delirium tremens también afecta frecuentemente a aquellas personas que han consumido alcohol durante más de 10 años.
Primera fase. El síndrome de abstinencia del alcohol comienza entre cinco y seis horas después de dejar de beber y se caracteriza por dolor de cabeza, agitación, temblores graves, náuseas y vómitos, gran sudoración, somnolencia, calambres e incluso alucinaciones. Segunda fase. Tiene lugar entre las 15 y las 30 horas, y se caracteriza por los síntomas anteriores y actividad convulsiva. Tercera fase. Ésta es la que propiamente recibe el nombre de delirium tremens. Cursa con confusión, ilusiones extrañas, alucinaciones muy perturbadoras, agitación, midriasis, diaforesis, taquipnea, hipertermia y taquicardia. Puede ser mortal (a diferencia de la mayoría del resto de síndromes de abstinencia, si no todos).