Robinson Canó perderá US$11.8 millones tras suspensión por dopaje

Punta Cana.   Como un vaso de agua fría ha caído para Robinson Canó y sus fanáticos en la República Dominicana su suspensión de 80 partidos tras violar política de dopaje de las Grandes Ligas.

Los 80 juegos se podría decir que es lo de menos en un jugador de la talla de Canó, un jugador que hasta ahora era un todo estrella. Esos días que estará fuera de jugar béisbol en los Marineros de Seattle, el petromacorisano de 35 años dejará de percibir US$11,851,851.85 de un salario de 24 millones que iba a percibir este 2018.

Ese dinero es parte del megacontrato firmado en 2013 por 10 años y 240 millones de dólares.

Por juego, Canó, convocado ocho veces el Juego de Estrellas, ganaría US$148,148.15, suficiente para que cualquier dominicano viva tranquilo por el resto de su vida.

 

El dominicano alegó que su consumo de Furosemide, sustancia  se usa para curar diversas afecciones médicas en los Estados Unidos y la República Dominicana., fue para curar unos dolores. Pidió excusa al país, a sus fanáticos, a la Grandes Ligas y al equipo.

Síganos en Facebook para estar al tanto.

“Robinson cometió un error. Él nos ha explicado lo que sucedió, aceptó el castigo y ha pedido disculpas a los aficionados, la organización y sus compañeros de equipo. Apoyaremos a Robinson mientras trabaje en este desafío”, dijo los Marineros en un tuit.

 

 

Síganos en Facebook para estar al tanto.