RINCÓN HISTÓRICO / La llegada al centro de tortura del nueve

Antonio Cedeño (Macho).
Antonio Cedeño (Macho).

Antonio Cedeño (Macho) / [email protected]

A mandados y los militares pasaban junto con Pedro Livio, Pedro Rolando- mi padrino- y Marino, a uno de los apartamentos o cuartos, que tenía ese lugar cuando era un asilo de ancianos, fue detenido por el SIM, no sabía nada, y dejado en libertad.

Marino era Masón, y los masones le buscaban porque era un alto dirigente, Gran Maestro, y también era odfelo, siendo Noble Past, con igual grado que Pedro Rolando Cedeño Herrera, en la Logia Cuna de América, en esa situación le visitaba el doctor Marcial Martínez Larret, que fue Secretario de Salud en el gobierno de Trujillo, don Américo Lugo, don José Blandino, de la funeraria Blandino, y otros hermanos como José Arismendi Trujillo Molina y como el investigador también era masón, le dijo que cuando le diera golpes a un mueble que había en el cuarto de torturas, él emitiera gritos y sollozos de dolor.

Así, salvó la vida Marino Lucas Castillo Herrera, según contara él, el día que lo visité. Deduzco, que Marino Lucas Castillo Herrera, llamó al General José Arismendi Trujillo Molina, en su condición de hermano de logia, y porque creyó que estando muerto Trujillo, era natural que se beneficiara, ya que siempre anheló el cargo presidencial del hermano, obviamente los actores que tenían el asunto en las manos viraron la esfera para que se les quedara en las manos al ser descubiertos y Marino Lucas Castillo Herrera, era uno de ellos con muchas relaciones masoneriles

¿Qué has oído de Pedro Livio? Los comentarios son que está escondido en un lugar de la ciudad junto con algunos de sus compañeros y que es buscado por todas partes. Obviamente Conrado no sabía nada, porque Pedro Livio estaba interno en la Clínica Internacional.