RINCÓN HISTÓRICO / La llegada al centro de tortura del nueve

Antonio Cedeño (Macho) / [email protected] 

Macho Cedeño
Macho Cedeño

El movimiento obrero mundial celebra el Día Internacional de los Trabajadores cada primero de mayo.

Desde su establecimiento en la mayoría de países, por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889, es una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago, quienes fueron sindicalistas ejecutados en Estados Unidos por su participación en las luchas por la consecución de la jornada laboral de ocho horas, cuyo origen estuvo en la huelga iniciada el 1 de mayo de 1886.

Ese hecho fue el punto de partida para celebrar en mayor o menor medida en todo el mundo este día, a propósito de la jornada reivindicativa de los derechos de los trabajadores.

La fecha conmemorativa encuentra a nuestro país con la demanda de aumento salarial de varios sectores, entre ellos la Unión Nacional de Trabajadores de Zona Francas, así como la Federación Nacional de Trabajadores de la Industria de la Construcción, Madera y Materiales de Construcción.

Eso sólo por mencionar a dos grupos. Igual la Coordinadora de los Gremios del Sector Público ha pedido aumento salarial, de pensiones y seguro médico como lo establecen los convenios 151 y 154 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

De hecho, el ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, aceptó que los salarios en la administración pública son bajos, aunque destacó la mejora en los sueldos de algunos sectores, entre ellos el magisterial. Los profesores, al iniciar la administración de Medina, tenían un salario promedio de 25 mil pesos y ahora están en 40 mil. Dijo que respecto a los sueldos en el sector privado el gobierno ha hecho lo que ha podido.

Tenemos las confederaciones Nacional de Unidad Sindical (CNUS), Autónoma Sindical Clasista (CASD), Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD) y otras que consideran que el empresariado debe crear las condiciones para una mesa de diálogo y hacer mejoras en los beneficios del trabajador y otro aumento salarial.

De nuestra parte felicitamos a todos los trabajadores del mundo y esperamos que en la próxima legislatura, que inicia el 16 de agosto de este año, en el Congreso de la República podamos colaborar en una modificación incluyente del Código de Trabajo y que junto a todos los sectores productivos, los empresarios, la sociedad civil, los trabajadores, las iglesias y los partidos políticos nos avoquemos a crear el clima para tales fines y que prime el derecho de los trabajadores, con el apoyo de las empresas y todas las autoridades del país.