RINCÓN HISTÓRICO / El gobierno de Unión Cívica Nacional

Antonio Cedeño (Macho).

Antonio Cedeño (Macho) / [email protected]

La fecha exacta en que se iniciaron los acontecimientos huelguísticos que les narro, escapa a mi memoria. Sin embargo, hay dos hechos importantes que me hacen creer que fue antes del 30 de abril de 1962.
Una semana antes de iniciarse la huelga, partimos hacia Santo Domingo, Leopoldo Núñez Levy, Arévalo Cedeño Valdez y quien esto escribe. Nuestra misión consistía en reunirnos con Miguel Soto, quien a la sazón era el secretario de FOUPSA, organismo perteneciente al PRD.
La organización obrera estaba situada en la calle Barahona, casi con avenida Braulio Álvarez y Teniente Amado García Guerrero, próximo al Cine Alma y a la clínica Chan Aquino y cercana a la calle Luis C. del Castillo.
Subimos los escalones, miré la ciudad lumínica y las estrellas celestes, cubriendo de luces azules el firmamento, penetramos al salón principal. Había llegado a su fin una reunión con los dirigentes del sindicato Unidos Unachosin, -Robinson Ruiz López, discutía acaloradamente con Miguel Soto.
Cuando saludamos, Miguel Soto trató de cortar la discusión con Ruiz López; este cogió más cuerda. Arévalo Cedeño Valdez intervino poniendo coto a la discusión por breves instantes.
Después de cambiar impresiones con Miguel Soto, nos fue entregado un paquete de tarjetas y fichas para inscribir a los obreros sindicalizados. En mi condición de subsecretario general de FOUPSA, en Higüey, requerí a Miguel Soto unos formularios de inscripciones.