RINCÓN HISTÓRICO / El Gobierno de Unión Cívica Nacional

Antonio Cedeño (Macho).

Antonio Cedeño (Macho) / [email protected]

Bisonó Jackson (Traga Bala) puso una cara de todos los diablos, porque tenía órdenes de liberar a los detenidos, no quedándole otra alternativa que liberarnos. Los Cedeño no teníamos alternativas, nos reunimos alrededor de Unión Cívica Nacional, que era unirnos a nuestro padre y hermanos.
Pedro Rolando Cedeño, con sus conocimientos medicinales, preparó unas medicinas para la gripe a base de gomenol. Para la diarrea preparó un jarabe a base de sulfatiazol, elixir paregórico y jarabe simple; para los anémicos niños, un jarabe a base de hierro, que llamaba “hierro tónico”; para los asmáticos un medicamento que contenía efedrina y otras sustancias de su estricto conocimiento, envasado en potes de cuatro onzas donde venía el agua oxigenada, y que debía higienizarlo de tal modo que “oliera a ajo, era la forma de decir que fuera limpio.
Lo regalaba a la población infantil pobre y a todo el que lo requiriera. Pedro Rolando Cedeño Herrera tenía a sus amigos y cachanchanes Guido de Jesús Reyes y Chichí Caridad (Cascarita), quienes se auto designaban secretarios particulares, en función de una secretaría sin cartera; si llegara aparecer, pero con chequera, en cualquier empleíto municipal, con etílicos alcoholes disfrutables, con la aquiescencia del presidente del Ayuntamiento, Pedro Rolando Cedeño Herrera.
Mi mujer y yo fuimos retirados de la escuela, cancelando nuestros nombramientos. El 30 de junio fui en busca de los cheques a la Dirección Departamental, haciéndome entrega el profesor Bienvenido Lara Bautista, inspector de Educación.