RINCÓN HISTÓRICO / Formación de la unión cívica nacional

Antonio Cedeño (Macho).

Antonio Cedeño (Macho) / [email protected]

En este acto se escucharon las primeras clarinadas libertarias contra el régimen despótico del binomio Ramfis -Balaguer. Los oradores demostraron arrojo y valentía, y el pueblo aplaudió delirantemente.
Terminado el acto, el pueblo se movilizó ante las celosas miradas del comandante de esta ciudad, capitán Papito Trujillo, que celosamente daba vueltas. Junto con Titico Suero Cedeño, perseguía a Arévalo Cedeño, llegando a lanzarle el carro a una bicicleta que yo conducía, mientras llevaba un mensaje a Arévalo, para que evitara salir del lugar después de las 8:00 de la noche.
El pueblo se preparó para efectuar la destrujillizacion, comenzando por la demolición del busto de Trujillo, que estaba erigido en la parte sureste del parque, cuya cabeza rodó por el suelo; la cual había sido llenada de heces fecales.
Pocos años antes de su muerte, los hojalateros y ebanistas como Rafael Guerrero Cedano (Pindinga), se tomó como primer sospechoso, pensando que el padre Luis Gómez y Gómez podía estar involucrado en la acción diabólica fecal, y quien un vehículo oficial de la Maca, chocó con el jeep de la iglesia, rompiéndosele una pierna al padre Gómez, cuyos comentarios fueron que era intencional.
Barón González, hojalatero, apodado El Águila Negra, porque usaba un sombrero de ala ancha, vestido de negro sobre un motor Halley Davidson, tenía un billar en la calle Colón, en que se dedicaba a construir billares que colocaba en campos y vendía a compradores especiales como Atilo Trinidad (Cucaracha), dueño del Tesoro Escondido.