RINCÓN HISTÓRICO / El regreso de la familia Herrera Cedeño a Higüey

Antonio Cedeño (Macho).
Antonio Cedeño (Macho).

Antonio Cedeño (Macho) / [email protected]

Esto resultó interesante. ¿Qué usaba para el pasaporte? A su regreso se detuvo en la ciudad de La Habana, donde lo retrataron, con algunos miembros del exilio dominicano, siendo detenido por algún tiempo por orden de Trujillo, interrogado sobre sus conexiones y amistades, las que nunca negó, encerrándolo en la cuarenta; mi papá iba a buscar a Pedro Livio Cedeño, a un salón morado donde esperaba pacientemente que se lo entregaran muerto.

Muchas veces fue mi padre en busca de Pedro Livio, retornando sin ninguna información; siempre en la espera del cadáver, porque conociéndolo sabía que nadie lo haría declarar nada aunque lo mataran. Modesto Díaz sirvió de contacto con Trujillo. Cuando a Trujillo le dio la gana, lo recibió. “Te voy a entregar a tu hijo, que tenga mucho cuidado”, le dijo. Varias horas después, en la tarde, llegaron con Pedro Livio al Palacio Nacional, al salón morado, donde tantas horas en espera había consumido y al que conocía más que la sala de su casa.

Te voy a entregar a tu hijo, que tenga mucho cuidado”, le dijo. Varias horas después, en la tarde, llegaron con Pedro Livio al Palacio Nacional”.

Fue nombrado Administrador de la fábrica de Baterías Hércules, por mediación de Enrique Peynado, que era el administrador de la Caribbean Motor Company, y era dependencia de ésta.

Quien escribe, estaba inscrito en la Universidad de Santo Domingo, necesitaba un empleo para seguir estudiando. Con ese fin lo visité, me recibió y sacando una cartera nueva, extrajo de ella un billete de diez pesos que parecía ser lo único que tenía y lo puso en mis manos, diciéndome que no había trabajo, fue mi último contacto con Pedro Livio Cedeño Herrera.

La muerte de las hermanas Mirabal produjo una gran conmoción en Pedro Livio Cedeño Herrera. Llegó frenético a la farmacia. Papá estaba preparando la pomada “Mi Cutis”, que había inventado para paños y herpes. Pedro Livio, estaba vestido con un traje gris con rayas blancas.