RINCÓN HISTÓRICO / El regreso de la familia Herrera Cedeño a Higüey

Antonio Cedeño (Macho).
Antonio Cedeño (Macho).

Antonio Cedeño (Macho) / [email protected]

Desde la concepción cubrió los gastos y se hizo cargo de su hermana, siendo el doctor Celio Strch, su partero. Era considerado, Marino Lucas Castillo, su primer hijo, ya que Manuela, procreada con Urania Pepén, nacería diez años después.

Pedro Livio Cedeño Herrera nació ocho años después, realizando estudios primarios, en el Colegio Las Mercedes , bajo el mando de la señorita Orfelina Pillier, hija natural de Eduardo Guerrero, rico terrateniente de Higüey, quien fuera sindico municipal, y de escasa generosidad paterna, pues nunca le dio nada y mucho menos el apellido para que no se lo ensuciara, resultando el apellido Pillier tan impoluto, que suena en los parques , calles, y plazas en honor a ella, sin intervención del que no se atrevió a ser padre.

Pedro Livio, por parte materna, era hijo de Altagracia Herrera, hermana de Juana Cedeño y de Manuela (Nana) Cedeño, quienes eran hijas de Modesto Arévalo Cedeño, independentista, restaurador y que tuvo en El Cercado junto con Sánchez, siendo expulsado a Venezuela, donde murió.

Por la parte paterna, Manuel de Herrera, síndico en 1867-1875-,1891-1895, fundador de San Rafael de Yuma, con Jorge Mota, Troncoso y otros adalides, firmando el manifiesto contra la Anexión a España; era hijo del sefardí- judío- Juan de Herrera, quiso reconocer a las tres hijas, pero Manuela no se lo permitió, reconociendo a Altagracia- Madre de Pedro Livio, Marino y Rolando Augusto- Rolandito; Juana, madre de Manuel Eurípides Feliú (Pipe), senador por el PRSC, Rafael, Milagros y Juana Feliú Herrera.