Revelan hijos de militares y legisladores de La Romana son parte de red estafó pelotero

Edgar Moreta / [email protected]

LA ROMANA. César Ruiz y Jorge del Valle, abogados del pelotero de Grandes Ligas Alejandro de Aza, afirman que dentro de la demanda interpuesta por estafa en perjuicio del jugador de béisbol profesional, hay hijos de militares y legisladores de esta provincia, lo que a su juicio ha dilatado el proceso judicial más de lo habitual.

Los defensores de De Aza piden al Ministerio Público continuar con las investigaciones y emitir las respectivas sentencias a los implicados en esta red de personas que lograron estafar al beisbolista con más de 150 millones de pesos, para invertirlos en inmuebles. Los demandantes entienden que también, de manera indirecta, hay descendientes de personas poderosas de la provincia involucradas en este caso.

Yoeli Decena y Jonathan Vargas

“Hay hijos de legisladores y militares dentro de los implicados”, señala Del Valle. Dijo que por la importancia de esas personas, la justicia de La Romana se ha visto presionada , tanto el Ministerio Público como los tribunales, “en aras de obstaculizar la investigación y por lo cual actualmente se encuentra un poco detenido el proceso”.

Hasta el momento sólo hay una persona detenida, identificada como Yoeli Decena, alías “Yoeli Gold”, un personaje que llegó a ser muy conocido en La Romana, luego de heredar una fortuna en euros a través de una supuesta relación sentimental con un italiano. En dicho expediente también están imputados Jonathan Vargas y su hermana Stephanie Vargas, a quienes se les imputa ser los cabecillas de esta red. Los otros dos implicados son Miguel Custodio y la ex abogada del pelotero, Luisa Guerrero.

La trama

Yoeli Decena y Alejandro de Aza se criaron juntos en un batey del municipio de Guaymate, en La Romana. Luego del éxito en el béisbol de Alejandro, estos mantuvieron su amistad. Decena, de escasos recursos y baja escolaridad, se trasladó a la ciudad donde trabajaba como parqueador de una panadería conocida. Allí conoce a un italiano, que luego se dijo llegó a ser su amante. El extranjero falleció y le heredo “Yoeli Gold” una fortuna en euros.

Luego de esto, Decena se concentró a despilfarrar ese dinero realizando fiestas y lanzando dinero por las calles de La Romana. Aprovechando el acercamiento Yoeli con el pelotero, Jonathan Vargas le propone a Decena que aproveche su relación para realizar ciertos negocios. Este acepta la propuesta, tomando en cuenta la posibilidad de realizar esta inversión para hacer algo productivo, luego de su retiro como pelotero.

El año pasado, Alejandro de Aza se encontraba jugando con los Mets de Nueva York, y desde allí enviaba dinero a través del Bank of América, que se transfería a su cuenta del Banco del Reservas en el país. Todo esto era aprobado por su abogada, en ese entonces Luisa Guerrero. De Aza realizó 24 transferencias de diversos montos, entre 10,000 y 225,000 dólares, a nombre de su abogada, quien era de su extrema confianza, durante un periodo de seis meses.

Este dinero iba a ser destinado a la compra de inmuebles, tales como: villas, solares y casas. Este dinero se transfería a Yoeli Decena y luego Jonathan Vargas ponía a nombre de su compañía los inmuebles adquiridos por De Aza, los cuales están siendo investigados. En total, fue una estafa de 6 millones de dólares los que se atribuyen a este entramado, de los cuales una gran parte pertenece al patrimonio del pelotero.

De Aza, cuando regresó al país, en noviembre pasado, se dio cuenta de la estafa que había en su contra y de inmediato tomo las medidas legales necesarias para recuperar su dinero.

Los abogados del beisbolista afirman que han ocurrido ciertos manejos por parte de la Procuraduría General de La República, respecto a la asignación de un fiscal titular al caso. Según explica el abogado Cesar Ruiz, este caso estaba siendo conocido por una pasante de nombre Dahiana Castillo, lo que dicen puede verse como corrupción para favorecer a la parte demandada.

“En su momento, el caso estaba sin Ministerio Público, porque este caso fue manejado por una pasante, y un proceso de esta magnitud pudiese ser hasta un caso de corrupción por los montos de dinero que se están manejando”, aclaró el abogado. “Conseguimos una prórroga para que el Ministerio Público pueda presentar acusación ante los imputados. En dos meses, la ciudad de La Romana se dará cuenta de cuá- les son los otros implicados de esta gran estafa que se le ha hecho a Alejandro de Aza”, advirtió Ruiz.

Yoeli Decena se defiende diciendo que en realidad fue el pelotero que abusó de su confianza, estafándolo y secuestrándolo. “Fue él quien me estafó y me secuestró en Santo Domingo, amenazándome de no hablar”, dijo el acusado antes de ser sometido en diciembre del año pasado.

Carrera

Alejandro de Aza fue firmado el primero de mayo del 2001, por los Dodgers de los Ángeles, y elegido en el draft de regla 5, por los Marlins de la Florida, en el 2004, donde afianzó su carrera en las Grandes Ligas.

Luego jugó con los equipos de los Medias Rojas de Chicago (2010-2014), Orioles de Baltimore (2014-2015), Medias Rojas de Boston (2015), Gigantes de San Francisco (2015) y Mets de Nueva York (2016). Este año fue firmado para liga menor por los Atléticos de Oakland, pero fue dejado libre el 27 de Mmarzo.

Según el portal Baseball Reference, De Aza ha ganado en Grandes Ligas la suma total de 18 millones 730 mil dólares. Fue parte del equipo campeón de República Dominicana del Clásico Mundial 2013.