Resurge problemática de vendedores ambulantes en las playas de Bávaro

Fausto Adames / [email protected]

Bávaro. Una nueva agrupación formada por 115 vendedores ambulantes, llamada Asociación de Vendedores Buhoneros Artesanales de la Zona Costera Provincia La Altagracia (Avebasocopa), irrumpió el miércoles pasado en las playas de los alrededores de los hoteles Fiesta, ofreciendo sus mercancías a los turistas en la zona de El Cortecito.

De inmediato, unos 14 miembros de esta asociación fueron arrestados por agentes del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CESTUR), cuando se disponían a vender sus mercancías en la playa y fueron trasladados a las oficinas del organismo de seguridad, en Bávaro.

Luego del apresamiento, varios representantes y agentes legales de estos vendedores se presentaron al cuartel del CESTUR para interceder por los apresados, quienes luego de unas horas detenidos fueron puestos en libertad.

José Manuel Durán Infante, supervisor de la zona Este del CESTUR.
José Manuel Durán Infante, supervisor de la zona Este del CESTUR.

Se informó que otro grupo trató de invadir en el área de Jelly Fish y fueron recibidos por otro contingente del CESTUR, que apresó a los vendedores en una acción conjunta con la Policía Nacional.

De acuerdo con las informaciones ofrecidas por Juan Miguel Rondón, asesor legal de la Avebasocopa, esta asociación se ha desprendido de la antigua Asociación de Vendedores y Pescadores de Playa Bávaro, Macao y Arena Gorda (Asovepabapuma), que preside Enrique Pérez.

Según Rondón, esto ha ocurrido porque Pérez es “un dictador arbitrario” que les exigía a sus miembros el pago de US$100 semanales, más RD$50,000 de inscripción, adicional a una cuota mensual que los miembros tenían que pagarle.

“Esto es mucho dinero, una verdadera estafa”, dijo Rondón, quien afirmó que en la nueva asociación los vendedores solo tienen que pagar una cuota de inscripción de RD$5,000 y trabajan todo el tiempo sin pagar cuotas adicionales, ni mensualidad.

Al respecto, Enrique Pérez, consultado por BávaroNews para este reportaje, informó que esto es un asunto político y que no tiene una opinión al respecto.

Afirmó que de ese caso llegó una comunicación a su oficina que le ponía en conocimiento sobre la formación de un grupo, pero que no ha tenido tiempo de leerla porque ha estado muy ocupado esta semana en actividades políticas.

“Pero realmente no conozco bien la intríngulis de la situación, por lo que tengo que reunirme con la directiva de la asociación para estudiarla”, dijo.

Reiteró que ha estado muy ocupado en asuntos políticos porque faltan pocos días para las elecciones, y agregó que él ha estado muy activo con Amable Aristy Castro, aunque la alianza lo dejó fuera.

Mientras Emmanuel de la Rosa, encargado de Finanzas de la recién formada asociación, exhortó a todos los vendedores ambulantes de las playas que se sumen a Avebasocopa, que se ha propuesto tratar bien al vendedor, con una cuota fija y sin pagos adicionales, además de que le ofrece seguro médico y otros beneficios sociales.

Momentos en que los 14 miembros de Avebasocopa fueron liberados el miércoles pasado en el cuartel del CESTUR.
Momentos en que los 14 miembros de Avebasocopa fueron liberados el miércoles pasado en el cuartel del CESTUR.

Antecedentes

Esta problemática de enfrentamientos entre vendedores collareros en las playas de Bávaro no es nueva. Tanto así que fruto de la misma el Ministerio de Turismo tiene un proyecto de reubicación de los vendedores que hay censados actualmente en la playa y para esos fines fue creada una comisión de alto nivel que ha venido varias veces a la zona a estudiar la situación.

Pero, de acuerdo con informaciones ofrecidas a este medio, mueve a suspicacia que esta situación está sucediendo en los últimos días previos a las elecciones, por lo que la problemática se ha revestido de un matiz político, ya que no es coincidencia que esta asociación apareciera ahora, en estos momentos de efervescencia electoral.

Las fuentes indicaron que detrás de eso hay personas muy interesadas que están moviendo esta asociación, y de acuerdo con los datos obtenidos por este medio hay gente que les interesa pescar en río revuelto en estos días preelectorales.

Versión del CESTUR

Según las declaraciones de José Manuel Durán Infante, supervisor de la zona Este del CESTUR, un grupo de personas fue a sus oficinas a entregarle la documentación que dice que ellos están conformados como una asociación, con un listado que asciende a 115 miembros. “Hicieron eso con el objetivo de que estemos enterados de que ya existen y para que dejemos que ellos vendan en la playa”.

“Nuestra respuesta a estas personas fue categórica. No vamos a permitir que ni esas personas, ni ningún otro grupo venda en la playa de manera ilegal”, alertó.

Explicó que los vendedores que actualmente están en las playas de Bávaro, están sometidos a un proceso de reubicación por parte del Ministerio de Turismo y del gobierno y hay una comisión de alto nivel conformada para dar seguimiento a los vendedores de la zona.

Indicó que esta comisión está ubicando incluso el terreno donde será construida la plaza para esas personas que serán sacadas de la playa. “Y no podemos permitir que en este proceso que estamos de sacar los que están venga y entre un grupo nuevo”, dijo.

“Esto es inconcebible y nuestras instrucciones son claras. En esas condiciones no podemos permitir que otra asociación venga y se meta a la playa, porque estaríamos dañando un proceso que se está haciendo”, afirmó.

Advirtió, además, que “otra razón poderosa para impedir sus actividades ilegales en la playa es que estas personas que están en esa asociación, algunos de ellos fueron miembros de la asociación que existe actualmente, vendieron sus posiciones de trabajo, como ellos le llaman a sus compañeros y ahora pretenden ir de nuevo a conquistar otro espacio en una asociación diferente”.

Indicó que las autoridades no pueden permitir ese negocio en la playa “cuando estamos solucionando el que está en medio de un proceso de reubicación de los vendedores de la playa”.

 “Tenemos instrucciones precisas de mantener el orden en la zona turística y todo lo que choque con la ley que rige el sector turístico tendrá de frente a la autoridad”, dijo Durán Infante.

Posición de los “collareros”

Juan Miguel Rondón, asesor legal de la AVEBASOCOPA, afirmó que está asistiendo a los vendedores en su derecho de poder ir a la playa a trabajar.

“Nosotros seguiremos luchando para que se nos reivindiquen nuestros derechos de poder asistir a la playa. No nos amedrentarán con prisión, sino que vamos a seguir en la parte legal para continuar ejerciendo nuestros derechos y nuestras familias puedan comer en la playa por la venta de manera legal de productos a los turistas”, dijo.

Agregó que aunque no puede decir que la policía ha maltratado a los vendedores, sí ha realizado arrestos de manera ilegal, porque no tienen documentación para sustentar el arresto, puesto que este se ejerce por una orden motivada por un juez, o en su defecto mediante el flagrante delito.

Afirmó que contrario a lo que alegan las autoridades, los vendedores pueden estar dentro de los 60 metros, porque todos los ciudadanos dominicanos pueden andar en las orillas de las playas porque estas son públicas y la constitución habla sobre este respecto.

“Lo que si no podemos es entrar más allá de los 60 metros hacia dentro de los hoteles, porque eso es propiedad privada y la constitución también habla claramente esta situación”, admitió.

También Rondón se preguntó el “por qué a otros vendedores, quienes son parte de la asociación de la cual la nueva se ha desprendido, las autoridades les aceptan que estén dentro de los 60 metros y a nosotros no”.

Habla el Ministerio Público

Mientras la magistrada fiscal de Bávaro, Claudia Lorena Garrido Caraballo, informó que “ha surgido una asociación nueva, compuesta por vendedores viejos, como ellos dicen, quienes intentaron entrar a la playa a vender y realizar las actividades propias que los identifican.

Garrido indicó que tuvo una reunión con miembros y representantes de esta asociación puesto que el miércoles pasado hubo ciertos enfrentamientos, por lo que tuvieron que trasladarlos hasta el cuartel del CESTUR para mantener la paz y la calma dentro de la zona de playa.

“Los trajimos aquí, conversamos con ellos, tuvimos una reunión el jueves, donde hubo una parte que no pudo presentarse”, dijo.

“Ahora estamos convocando otra reunión formal para esta semana, donde vamos a tener la representación del Ministerio de Turismo, del CESTUR y donde también estaré como representante del Ministerio Público en la zona, para ver de la mejor forma en que podremos atenuar esta situación y para que no vuelvan a suceder conflictos entre ambas asociaciones de vendedores ambulantes en la playa”, explicó.

Además, recordó a los vendedores que ellos han solicitado, pero no han adquirido los permisos correspondientes para vender en la playa.