REPENSANDO EL FUTURO / La tuerca floja de la locomotora de la economía

 Andrés van der Horst.
Andrés van der Horst.

Andrés van der Horst [email protected] 

No sin razón el presidente Danilo Medina dijo y lo ha repetido sin cansarse, que el turismo es la locomotora de la economía. Entre su base argumental sustentó que, impulsada por esa locomotora, República Dominicana podía llegar a recibir 10 millones de turistas en los próximos seis años.

De lograrlo, al mismo tiempo la nación estaría generando empleos de calidad y con mayor nivel de ingresos. En 2015 la nación recibió 5.6 millones de visitantes. Es decir, es posible llegar a los 10 millones, pero hay que ponerle frente a algunas cosas si se aspira a dicha meta, como es el caso de la seguridad.

Según datos de Oxford Economics, que los recoge para el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés), en RD en 2015 el consumo interno turístico fue de 338 mil millones de pesos; las ventas de suplidores al sector turístico fueron de 189 mil millones de pesos; y los ingresos del gobierno por vía de dicho sector sobrepasaron los 44 mil millones de pesos, mientras la participación directa e inducida en el empleo fue superior a los 587 mil puestos de trabajo.

Otros datos impactantes los ofrece el Índice de Calidad Turística del Caribe, que levanta la firma Resonance Consultancy, empresa consultora en desarrollo de destinos y marcas en el sector. El índice arroja que el país ocupa el primer lugar en la clasificación global, en cuanto a calidad.

El ranking evalúa las 28 principales islas del Caribe y toma en consideración la calidad de la oferta; engloba ocho grupos de temas: entretenimiento, gastronomía, tours, aventura y deporte. También cultura, calidad del alojamiento, conectividad marítima y aérea, y seguridad. El país ocupó el primer puesto en alojamiento, conectividad aérea y entretenimiento, mientras en gastronomía, tours, deportes y aventura, ocupó el segundo lugar.

La nota discordante la arrojó el índice de seguridad, en el cual el país ocupó el puesto número 20. En todos los demás quedó entre los tres primeros. Sin embargo, en el índice de seguridad tenía que estar entre los peores, no podía ser menos; la inseguridad es un tema que ha ido ganando espacio en cada sector, también en el turismo.

Si como nación se mantiene el objetivo de llegar a los 10 millones de turistas -hasta ahora todos los indicadores dicen que es posible-, y que el sector siga fortaleciéndose y creando mejores empleos, es necesario poner manos firmes a la seguridad. Sin dudas, la inseguridad atenta contra la estabilidad de todo, y el turismo no es excepción.