Raffaella Delfino de Cabrera es la vicepresidenta ejecutiva en el Consorcio Remix
Raffaella Delfino de Cabrera es la vicepresidenta ejecutiva en el Consorcio Remix

Raffaella Delfino: “Siempre me gustó la ingeniería; desde chiquita sabía que era el rumbo a tomar”

Cap Cana. Raffaella Delfino de Cabrera es un claro ejemplo de una mujer que se desenvuelve en un mundo de hombres, y que ha logrado el respeto y reconocimiento de todos a su alrededor.

Se ha destacado en la ingeniería y a nivel gerencial. Raffaella forma parte de una de las empresas de mayor relevancia en este distrito turístico, pertenece al Consorcio Remix, dedicado a las grandes construcciones de carreteras en todo el país. Son también uno de los mayores productores de asfalto, con tres plantas en Macao, Verón y en Cap Cana.

Es la vicepresidenta ejecutiva del Consorcio Remix, tiene a su cargo unos 350 empleados y desarrolla grandes proyectos de relevancia, tanto para la zona turística como para la República Dominicana en sentido general.

Raffaella es italiana; nació en Savona, al norte de Italia. Estudió ingeniería industrial, pero siempre ha manejado la construcción de carreteras e infraestructuras y desarrollos inmobiliarios.

“Siempre me gustó la ingeniería; desde chiquita sabía que ese era el rumbo a tomar y es una empresa familiar que fue fundada por mi padre. Y era una manera de darle continuidad a una empresa familiar”, cuenta Raffaella.

Para esta ingeniera su principal reto ha sido ser una Mujer que maneja una empresa constructora, aunque convencionalmente se entiende que es un mundo más para los hombres, y sobre todo porque es un trabajo que tiene que ver con equipos pesados.

Señala que ha logrado el respeto en este mundo de hombres con mucho trabajo y durante muchas horas al día, y manteniéndose actualizada en cuanto a tecnología y conocimientos. “Si uno trabaja con esmero y tiene los conocimientos, uno espera ganarse el aprecio y el respeto de los compañeros de trabajo”, agregó.

MUJER DE NEGOCIOS Y FAMILIA

Un resumen de vida y carrera

Raffaella maneja toda la parte operativa del Consorcio Remix, que en sus palabras es la que cuenta con mayor personal. Tiene a su cargo obras en Punta Cana, Dajabón, Azua y Santiago. También construyen en Haití, donde trabajan para el Banco Interamericano de Desarrollo.

Sus construcciones también se desarrollan en Cuba. Dice sentir mucho orgullo de estar al frente de esta empresa, porque es la primera constructora de la República Dominicana en emitir bonos en la Bolsa de Valores, lo que ha sido muy bien aceptado.

Esto también significa que a nivel financiero están muy bien estructurados.

portantes que ha realizado con el Consorcio Remix está haber desarrollado la pista del Aeropuerto Internacional de Punta Cana (AIPC), 20 kilómetros de la Autovía El Coral, la Autovía del Este, la Autopista 30 de mayo, la carretera Santo Domingo-Samaná, (en esta última son concesionarios).

Otras obras del Consorcio Remix son el Boulevard Turístico del Atlántico, toda la vialidad del GRUPO PUNTACANA, la vialidad del complejo Cap Cana, entre otras. En Haití, están haciendo la carretera principal, que es la Ruta Nacional Numero I, que conecta Puerto Príncipe con Cabo Haitiano. Consorcio Remix hace entre 80 y 100 obras al año.

Raffaella Delfino de Cabrera junto a su esposo Ibo Cabrera, Isabella y Sofía.
Raffaella Delfino de Cabrera junto a su esposo Ibo Cabrera, Isabella y Sofía.

Esta empresa se fundó en el 1992, a raíz de la unión de varias empresas. Pero Raffaella comparte todos estos trabajos con el rol de madre. Está casada con Ibo Cabrera y ha procreado dos hijas. Es decir, es empresaria, ingeniera, madre y esposa. “Es complicado. A veces hay que aprender a tomar decisiones. Gracias a Dios, después que tengo que viajar mis hijas están grandes, ya son adolescentes, casi adultos, y así se hace un poco más fácil”, agrega.

Siente que a nivel personal su más importante logro es tener una bonita familia, compuesta por ella, su esposo y sus dos hijas. Cuenta que también se ha involucrado en labores sociales en el vecino país de Haití.

“Al ver los grandes márgenes de pobreza, me he integrado en algunos orfanatos como medida de ayuda a raíz del terremoto. Es una labor que da mucha satisfacción, pero también mucha pena cuando tú ves esos niños con el ansia de que llegue alguien a adoptarlos; realmente es bastante fuerte ese momento”.

 RETOS EN CONSTRUCCIÓN

Para Raffaella, el principal reto que tiene esta zona turística en cuanto al tema construcción es la poca inversión de parte de las autoridades, y que en cambio la inversión ha sido realizada por empresas privadas.

Precisa que “se necesita un poco más de inversión de parte del Gobierno para lograr hacer mejores infraestructuras y si dejar el desarrollo que se está haciendo de los hoteles a los privados, pero el desarrollo de los sistemas de agua, de las carreteras”.

Añade que “el Gobierno debería de poner un poco más de empeño sobre todo en estructurar lo que va a ser la ciudad, porque ha crecido totalmente arrabalizada de forma desproporcionada y desordenada”.

Raffaella dice que el Gobierno debe crear algunos sistemas de vialidad, para que la ciudad pueda seguir desarrollándose en barrios que después vayan mejorando su nivel. Dentro de las principales dificultades que ve está el hecho de que no hay vías, agua potable, y condiciones para las aguas negras, lo que podría provocar algún brote peligroso de enfermedades.